Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


El velo de la justicia

Dentro de la Filosofía política encontramos a uno de los teóricos más relevantes del Siglo XX, John Rawls. Pertenecía a la corriente filosófica del contractualismo, y su objetivo principal en el estudio de la filosofía jurídica se centraba en encontrar un valor real de la Justicia, el modo en que las instituciones sociales distribuyen los derechos y deberes para mantener un equilibrado nivel social que determine las ventajas de la cooperación social.

Rawls tiene como objetivo principal encontrar unos valores de la Justicia que sean aceptados por todos los miembros de una comunidad y eso solo se llegaría a alcanzar cuando todos los hombres de una sociedad tuvieran las mismas condiciones, un estado de igualdad originaria donde se decidieran sus propios intereses. Para decidir los principios de Justicia que van a regir una comunidad y para determinar los derechos y deberes básicos de los cuales los individuos serán titulares con posterioridad, el filósofo estadounidense propone una situación abstracta donde ninguno de los individuos que pertenecen a la mencionada comunidad sabrá cuál será su situación futura, sus condiciones naturales, su status social, etc. Con ello, los principios de justicia se escogerían a partir de un velo de la ignorancia y el carácter igualitario de estos principios resultaría de no saber, ninguno de esos miembros de la sociedad, de las posibles ventajas o desventajas que en dicha organización social futura tendría por motivos del azar, de herencia de sangre, o de cualquier otro tipo.

Ninguno va a intentar favorecerse a sí mismo, porque nadie sabe cuál será su situación futura, si será gobernante o gobernado, empresario o trabajador, juez o procesado, policía o manifestante…

Toda esta exposición de contenido teórico dentro del marco filosófico-jurídico no tiene otro fin que hacernos reflexionar sobre la relatividad del concepto de justicia hoy en día en nuestra sociedad, y más aun, en esta situación de crisis que atraviesa nuestra nación.

Enlazando los contenidos teóricos con la práctica de nuestro actual gobierno, como institución que abarca el poder político,  cabría preguntarse si todas las medias de ajuste que el gobierno está tomando, las habría hecho efectivas si hubieran desconocido su papel en la sociedad de estos tiempos, o por el contrario hubiera buscado otras alternativas que no incidieran tan negativamente en nuestros derechos sociales, económicos y culturales.

Así por ejemplo, cualquier miembro del gobierno que en la situación del velo de la ignorancia no supiera si en circunstancias posteriores sería un estudiante al que le recortan en educación y tiene que abandonar su carrera y su sueño de un futuro por no tener recursos para costearse una matrícula universitaria, sin lugar a dudas creo que no habrían tomado medidas de recortes tan duras en el sector educacional.

 Tampoco lo harían si se plantearan que podrían ser personas mayores en situación de dependencia a quienes le recortan las prestaciones y además tuviesen que pagar más por los medicamentos. Y tomarían medidas prioritarias y urgentes si tuvieran una posibilidad de ser como aquellas personas que están siendo desahuciadas y que se encuentran en una situación denigrante tanto moral como económicamente, incluso dándose el dato de un suicidio por desahucio en nuestro país.

Se sube el impuesto de valor añadido aun sabiendo que el gasto de las personas se verá reducido por ello, porque cada vez tienen menos ingresos; se aprueba una reforma laboral cuyo efecto no ha sido la creación de nuevos puestos de trabajo sino recortar en derechos de los trabajadores y hacer el despido más barato, etc.

Cualquier miembro del gobierno, si en la situación de abstracción le propusieran endurecer las medidas para los defraudadores fiscales, políticos corruptos y ladrones del fisco de cualquier tipo, desconociendo si estos delincuentes antes mencionados iban a pertenecer a su partido político o a otro, claramente tomarían medidas para combatir el fraude y recaudar más fondos para la educación y la sanidad y otros derechos.

Y sin duda también recortarían en sueldos de políticos, fondos destinados a la iglesia católica y los destinados a la familia real.

Si nadie supiera su situación originaria, su punto de partida, y su situación final, sin duda, se haría un reparto más igualitario de los recursos y no se tomarían medidas tan drásticas respecto a nuestros derechos, realmente se buscarían nuevas alternativas (ver: Torres, J; Garzón,A; Navarro,V. Hay alternativas) para combatir la crisis económica, pero no a costa de nuestros derechos, sino respetando los mismos.

 

Vía| Rawls, J. Teoría de la Justicia; BOE, Noticias Jurídicas,

Más información| Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.  Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

Imagen| Velo, Rawls,Justicia

RELACIONADOS