Actualidad Económica, Economía y Empresa 


El vehículo eléctrico

Se considera que en un escenario de alta penetración de VEs (vehículos eléctricos, de aquí en adelante) , con alta fosilización del mix eléctrico, se podrían ahorrar un 46% de emisiones de CO2 en 2050.

Pese a que actualmente la penetración en España del vehículo eléctrico es mínima, son diversos los estudios que vaticinan su crecimiento exponencial. Los escenarios de penetración para España estiman que en 2020 podrían existir cerca de 250.000 VE y aproximadamente 2,5 millones en el año 2030. Aunque actualmente la gran mayoría de VE son vehículos híbridos no enchufables (motor térmico de gasolina/gasoil y motor eléctrico), en el medio plazo los VE serán híbridos enchufables o puramente eléctricos (propulsados por un motor eléctrico alimentado por baterías que se recargan a través de una toma de corriente).

El objetivo último de la normativa internacional, y sobre todo europea, es la eficiencia energética. En 2007, Europa establecía los objetivos 20-20-20 para el año 2020 (un 20% de mejora de la eficiencia energética), y los revisa en 2014 para 2030 (un 27% de mejora de la eficiencia energética). En Noruega, por ejemplo, la cuota de mercado del coche eléctrico en Noruega ronda el 17%, y es que los incentivos son numerosos (exención del IVA -del 25%- en Noruega) en la compra del coche, aparcamiento y peajes gratuitos y una fuerte inversión en puntos de recarga públicos). También en Francia, que es el país europeo que más coches eléctricos vendió en 2016, gracias en gran parte a sus incentivos, como por ejemplo, la subvención de 10.000 euros en la compra del coche siempre y cuando se entregue a cambio un coche diésel de más de 10 años.

BMW Eléctrico

Cada día son más las compañías que apuestan por la movilidad sostenible, y en concreto, por la utilización del vehículo eléctrico. Por ejemplo, en Madrid, empresas como Cabify, Car2Go, Emov, Uber, ya cuentan con flotas de coches eléctricos. Esto sucede por las claras ventajas que aportan este tipo de vehículo y son las siguientes:

Para con los demás:

  • Los vehículos eléctricos no emiten gases contaminantes y su fabricación suele ser más respetuosa con el medio ambiente.
  • Menor nivel de ruido, vibraciones casi imperceptibles y casi no emiten calor.
  • Eficiencia energética entorno al 90% frente al 38% de un motor diésel medio.

Para con el consumidor:

  • El coste de utilización de un vehículo 100% eléctrico es muy bajo. Durante la prueba del Nissan LEAF se han realizado 100 km y el gasto ha sido levemente superior al euro.
  • Revisiones ITV más económicas.
  • Incentivos al aparcamiento

La verdad es que son numerosos los beneficios que aporta el coche eléctrico a la sociedad, pero no es menos verdad que hay que hacer un esfuerzo grande para incorporar este nuevo concepto, ya que también acarrea cierta complejidad a la red que hay que gestionar.
El futuro es eléctrico, y por ello la inclusión de los coches eléctricos afectará sin duda alguna a la red, debiéndose procurar una recarga racional -V2G- (mayoritariamente por la noche, cuando el consumo es bajo y la red de distribución y el sistema de generación están infrautilizados).
Además, entre los beneficios y potencialidades del coche eléctrico hay una gran olvidada: su utilización como sistema de almacenamiento eléctrico. Para la interacción entre un coche eléctrico y la red eléctrica se utiliza la tecnología V2G (Vehicle to Grid) que ayuda a la integración de las renovables (los excedentes de energías renovables como puede ser el exceso de producción eólica por la noche pueden utilizarse para cargar los coches eléctricos, una carga que luego puede ser devuelta a la red en hora de mayor demanda, consiguiendo el consumidor ahorros en la factura de la luz ) y que puede ayudar también a abastecer picos de demanda (regulación de red).

Vía| Elaboración propia, Corrienteelectrica
Más información| Lychnos, Plugincars
RELACIONADOS