Apple, Tecnología y Social Media 


El uso de dispositivos electrónicos pasa a estar permitido en todas las fases del vuelo

Después de años de restricciones en los que inicialmente el uso de dispositivos electrónicos en aviones estaba prohibido y, posteriormente, limitado a la fase de vuelo (y sin utilizar conexiones inalámbricas) en los últimos meses hemos asistido una progresiva liberalización en este apartado que, si no se produce ningún contratiempo serio, parece que se convertirá en una situación habitual.

El uso de dispositivos electrónicos pasa a estar permitido en todas las fases del vuelo

El uso de dispositivos electrónicos pasa a estar permitido en todas las fases del vuelo

Decimos que ha sido una liberalización progresiva porque, como sucede muchas veces, se inició en EE.UU., expandiéndose posteriormente a otros países. En octubre de 2013 la FAA (Administración Federal de Aviación) estadounidense aprobaba el uso de dispositivos electrónicos durante todas las fases del vuelo, incluyendo aterrizaje y despegue. A partir de ese momento las aerolíneas que operan bajo su normativa empezaron a aplicar la nueva norma.

En noviembre de 2012 fue EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) la que hizo lo mismo en territorio europeo, permitiendo a las aerolíneas de la UE modificar su normativa.

¿Qué ha cambiado para que lo que hasta hace meses estaba prohibido ahora sea de uso común? En realidad, poco. O nada. Muchas organizaciones llevaban tiempo solicitando la anulación de una normativa desfasada. Los estudios realizados han servido para demostrar que un dispositivo electrónico encendido no afecta a la instrumentación actual de un avión (en cuántos vuelos alguien se habrá dejado un móvil encendido en el despegue). Por otra parte, el iPad ha reemplazado a los asistentes de vuelo (manuales técnicos, cálculos de actuaciones) en muchas compañías aéreas. Y si los pilotos los usan, ¿cómo se puede pedir a los pasajeros que no lo hagan?

Además, esta liberalización ha coincidido con la cada vez mayor disponibilidad de un nuevo servicio a bordo. En EE.UU. lleva ya tiempo en funcionamiento y a partir de ahora empezaremos a verlo cada vez más en Europa. Inicialmente de forma limitada y con unas condiciones que varían mucho de una compañía a otra, no solo podremos utilizar dispositivos móviles sino que también dispondremos de conexión a internet gracias a la red wifi disponible en algunas aeronaves.

En España las condiciones iniciales no son demasiado ventajosas, reduciendo su uso a situaciones de emergencia y consultas rápidas de datos (nada de descargas de contenido pesado, imágenes, aplicaciones, etc). Pero es un primer paso que, esperamos, mejore con el tiempo.

Eso sí, nada impide que a medio o largo plazo los vuelos se llenen de llamadas vía VoIP, acabando con uno de los pocos lugares públicos en los que nos podíamos mantener aislados de las conversaciones ajenas. Nadie dijo que el progreso no tenga inconvenientes.

Vía| FAA
Vía| EASA
Imagen| Iberia

RELACIONADOS