Patrimonio 


El Turuñuelo: cuerpos y estatuas de mármol en la cuenca del Guadiana

Otro mes en el que la arqueología española puede sentirse bien orgullosa de sus profesionales y de los yacimientos que tenemos a lo largo de la geografía peninsular. Volvemos al yacimiento del Turuñuelo de Guareña, en la provincia de Badajoz.

El Turuñuelo: cuerpos y estatuas de mármol en la cuenca del Guadiana

A punto de sacar el artículo del mes, me topo con gran revuelo en las redes. Otra vez más, esta excavación es noticia por los hallazgos en cada una de sus campañas. En este caso, el esqueleto de un varón de aproximadamente 1’67m, descubierto en una estancia distinta del patio donde la pasada campaña se encontraron más de 50 caballos en sacrificio.

También se ha encontrado un corredor, que rodea el edificio, y los pies de una escultura griega de mármol. Este descubrimiento es muy importante, debido a que sería la primera vez en ser documentado este material antes de la romanización peninsular.

Mandíbula del individuo encontrado en el yacimiento

Los huesos de las piernas del hombre encontrado en esta campaña se han conservado muy bien, pero el cráneo ha aparecido aplastado por la acumulación de materiales. Por la ubicación (estaba tras una puerta) y los objetos encontrados alrededor (puntas de lanza), se cree que podría haber sido un centinela. Estos restos se someterán a gran cantidad de análisis, sobre todo la mandíbula, incluso uno de ADN que podría revelar cosas como la procedencia de este individuo, confirmar su sexo y, a grandes rasgos, definir su alimentación. La dentadura está tan bien conservada que se ve el retraimiento de la encía y el sarro en las piezas.

Los objetos encontrados en este yacimiento, a lo largo de varias campañas, nos muestran algo muy significativo, y es el conocimiento de otras culturas mediterráneas contemporáneas: se han hallado vajillas y platos griegos, fenicios y etruscos. También se han hallado imitaciones locales.

La pieza realmente relevante son los pies de la estatua, ya que sería la primera escultura de mármol en la Península Ibérica antes de la llegada del Imperio Romano. Para mayor regocijo, está excepcionalmente conservada: mantiene la policromía original. Los primeros análisis indican que el mármol proviene de las Islas Cícladas. Pese a que no se ha encontrado aún el resto del cuerpo, los profesionales apuntan a que fue un encargo.

Policromía conservada en la base de la estatua

Lo valioso de este conjunto ya no es todo el material encontrado, con mayor o menor exotismo, sino el edificio en sí. La conservación casi completa y las soluciones técnicas que ofrece la construcción; muros enormes que tal vez pudieron sujetar bóvedas por aproximación de hiladas.

Hasta ahora se ha excavado un 15% de la estimación oficial, que ascendería a una hectárea. Relacionado con el descubrimiento del corredor, los expertos señalan que este tipo de solución constructiva existía en las culturas mesopotámicas muy antiguas. Llaman la atención los contrafuertes interiores para sujetar una fachada bastante grande. Tiene unos muros en el suelo que son (tirantas), una técnica muy avanzada para evitar que se venzan.

Lo que es tristísimo es la financiación que está teniendo este yacimiento (36.000€) única y exclusivamente por parte de la Diputación Provincial de Badajoz, teniendo en cuenta que más de una veintena de especialistas de 11 instituciones españolas, amén de otros profesionales de México y Cambridge, están interesadas, estudiando o ayudando con este descubrimiento y su estudio en profundidad.

https://www.march.es/videos/index.aspx?p11=1&p0=11347&l=2

 

Vía| El País
Más información| Procon Project
Imágenes| El País
Vídeo| Fundación Juan March
En QAH|El Turuñuelo: Tartessos y los bronces, Las asombrosas escaleras de El Turuñuelo, Los caballos y el sacrificio tartésico en El Turuñuelo

RELACIONADOS