Cultura y Sociedad 


El tribunal del jurado en la actualidad

 

El caso de José Bretón ha vuelto a sacar a debate el tema del jurado popular y su funcionalidad en la justicia penal. ¿Difieren las opiniones de los jurados populares de la de los jueces notablemente? ¿Se debe esto a su desconocimiento de las leyes? ¿Se ven influidos por la presión social en mayor medida que los jueces?¿Influye el sexo de los miembros en una tendencia condenatoria según el tipo de delito?

Según la constitución española de 1978 en su artículo 125, los ciudadanos podrán ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia mediante la institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine, así como en los Tribunales consuetudinarios y tradicionales”. El tribunal del jurado es una institución que permite la participación ciudadana en la justicia y cuenta con funciones decisorias en el enjuiciamiento de determinados delitos. Es defendida por la mayoría de juristas, si bien no con el mismo ímpetu, y algunos creen que se utiliza en un abanico demasiado amplio de delitos. Los delitos en los cuales participa dicha institución son de homicidio, las amenazas, la omisión del deber de socorro, allanamiento de morada, de los incendios forestales, la infidelidad en la custodia de documentos, el cohecho, el tráfico de influencias, la malversación de caudales públicos, de los fraudes y exacciones ilegales, las negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y delitos de la infidelidad en la custodia de los presos. Como podemos observar son delitos de gran gravedad e importancia, lo que podemos interpretar como una gran confianza en el tribunal del jurado para el tratamiento de dicho delitos.

El Jurado Popular es una institución que todavía en España no está excesivamente consolidada, ya que lleva escasos 18 años vigente con la actual ley del jurado de 1995. Esto ha podido ser una de las causas que hace que se abra cada cierto tiempo debates sobre su legitimidad y utilidad. También los veredictos en ciertos casos específicos por parte del jurado, como por ejemplo en la reciente trama Gürtel que sentó en el banquillo al mismísimo Camps, actual ex presidente de la Comunidad Valenciana, son los causantes de la apertura de este debate.Un nuevo caso de actualidad y relevancia social ha vuelto a suscitar este debate en las calles y medios de comunicación, el conocido caso Bretón.

José Bretón

En este caso, ya deliberando, se encuentran 9 personas, todos ellos cordobeses, 7 de los cuales son mujeres, en su mayoría madres con hijos, y tan sólo dos son varones. ¿Influye esto en el veredicto final de manera notable?

Esta debatida institución ha sido objeto de numerosos estudios debido a su importancia en las decisiones judiciales. Uno de los primeros estudios que se realizó acerca de los jurados fue en 1966 por Kalven y Zeisel en Estados Unidos, el cual fue reexaminado en 2004 por Gastwirth y Sinclair debido a la importancia y trascendencia del primero. Este estudio intentaba dar respuesta a la cuestión de si jurado y juez tendían a dar veredictos iguales. El modo de proceder fue enviando un cuestionario sobre las últimas decisiones que habían tomado los jueces en juicio con jurado y si estaban o no en concordancia con la suya, y fue enviado a todos y cada uno de los 3500 jueces de Cortes y juzgados Federales de los Estados Unidos. La base de esta cuestión es la crítica que se le hace al Tribunal del Jurado Popular por su carácter lego, se cree que esto les hace menos capaces para juzgar un delito y cumplir con las funciones que la ley les indica. Bien, pues los datos recabados en la investigación indican que magistrados y ciudadanos legos miembros de un jurado tenían un acuerdo en sus decisiones de un 75%, lo que supera al 50% esperable por puro azar sustancialmente. Los resultados también revelan que los jurados tienen una tendencia mayor a la absolución que los jueces.

Hay numerosos estudios hechos sobre la influencia de las características personales de los miembros de un jurado y su influencia sobre los veredictos. En cuanto al sexo, en general se ha encontrado que las mujeres son más benevolentes que los hombres a la hora de emitir el veredicto, aunque otras investigaciones muestran que tanto hembras como varones se muestran más benévolos con  acusados de su mismo sexo (Richey y juradoFichter, 1969; Stephan, 1974). Pero si nos centramos en la clasificación por tipo de delito la cosa cambia, ya que cuando se trata de una violación la tendencia benevolente se invierte siendo la mujer quien más estrictamente castiga al acusado y el hombre menos, culpabilizando en mayor medida a la víctima por haber incitado o haberse puesto en esa situación. En cuanto al nivel educativo no señala ninguna tendencia de veredictos a nivel general. Una de las críticas al Tribunal del Jurado es precisamente el nivel educativo de los miembros, que muchos opinan que miembros del jurado con un mayor nivel educativo producirían mejores y más justos veredictos. Bien, pues eso no ha podido demostrarse en la investigación psicológica, ya que los resultados no han apoyado esta hipótesis. La función del jurado es debatir, observar y juzgar los hechos delictivos que se les presentan y a mayor variedad de puntos de vista, incluyendo el nivel educativo como uno de estos, mayor riqueza en el debate. Un jurado de sólo miembros con un alto nivel educativo no nos asegura esa riqueza y multiplicidad, sin embargo con que haya un solo miembro distinto, ya sea de mayor o de menor nivel educativo, ya nos aseguramos esa riqueza de debate.

Vía| Diario Jurídico

Más información| Antena3, La psicología del tribunal del jurado

Imagen| Bretón, Juicio

RELACIONADOS