Historia 


El terremoto que casi dejó a Roma sin emperador

Busto del emperador Trajano

Busto del emperador Trajano

En octubre del año 113 d.C. el emperador Trajano dejó Roma iniciando la campaña contra los partos. Sus legiones conquistaron Armenia Mayor convirtiéndola en provincia romana. Después, el emperador guiando su ejército, se dirigió hacia el sur conquistando sistemáticamente Mesopotamia.
A finales de 115 d.C. volvió a Antioquía para pasar el invierno, pero estuvo a punto de perder la vida en un terremoto que devastó la región.
El cronista bizantino Malalas escribió que el terremoto sucedió durante la noche del 13 de diciembre del 115 y que tuvo una gran intensidad. Aun habiendo estado en peligro de muerte el emperador Trajano consiguió sobrevivir con heridas leves. Consiguió abandonar el edificio en el que se encontraba saliendo por la ventana. Se refugió en el circo de la ciudad al aire libre durante un par de días para protegerse de las réplicas.
Murió mucha gente y también hubo incontables heridos. Entre ellos se encontraba Pedo Virgiliano, cónsul durante aquel año. Dión Casio relata detalladamente el episodio:

Áureo de Trajano lanzado como recordatorio del suceso.

Áureo de Trajano lanzado como recordatorio del suceso.

«Primero vino, repentinamente, un rugido de abajo que fue seguido de un tremendo temblor. Toda la tierra fue sacudida y los edificios saltaron por los aires; algunos volaban por los aires, para más tarde desplomarse y romperse en pedazos, mientras que otros, de la misma manera, acababan desmembrándose y zozobraban entre las aguas del mar, y el escombro se esparcía sobre una gran extensión a campo abierto. El estrépito de escombros y la rotura de vigas de madera junto con tejas y piedras era demasiado espantoso; y un increíble montón de polvo emergía, de forma que para cualquier persona era imposible ver algo, hablar o escuchar una sola palabra. En cuanto a la gente, muchos de los que estaban fuera de las casas estaban heridos, empezando a asirse y agarrarse violentamente a la tierra, que se agrietaba, como si se cayesen desde un acantilado; algunos estaban mutilados y otros morían. Hasta los árboles, en algunos casos, volaban por los aires; también tejados y todas las cosas. El número de aquellos que estaban atrapados en las casas y que perecieron fue averiguándose; murieron multitudes por la fuerza con que caían los escombros y otro gran número de ellos quedaron asfixiados bajo las minas. Aquellos que yacían con una parte del cuerpo atrapada bajo las piedras y las vigas, sufrieron terriblemente, sabiendo que ninguno viviría más que para encontrar una muerte inmediata (…)».

Debido a que se cree que el emperador fue ayudado por Júpiter se emitió una nueva moneda recordando el suceso. En el anverso se encontraba el perfil del emperador Trajano y en el reverso veíamos a Júpiter protegiendo a Trajano.

Mapa de las placas tectónicas y locación exacta de Antioquía y la onda expansiva del terremoto.

Mapa de las placas tectónicas y locación exacta de Antioquía y la onda expansiva del terremoto.

Antioquía estaba situada al lado del río Orontes y formaba parte de la provincia romana Siria. Hoy en día la ciudad se llama Antakya y se encuentra en Turquía. Según observaciones modernas se ha determinado que el terremoto que golpeó Antioquía y los alrededores tenía una magnitud estimada de 7,5 en la escala de Richter. El punto rojo muestra Antioquía, construida justamente encima del lugar de encuentro de la microplaca Anatólica, la placa Arábiga y la placa Africana.

Vía| Trajan – Julian Bennet (Routledge, 2000); Hadrian – Anthony B. Birley (Routledge, 2000)

Más información| Trajano y la adivinación: Prodigios, oráculos y apocalíptica en el Imperio Romano – Santiago Montero

Fotos| Trajano, Áureo, Mapa

RELACIONADOS