Patrimonio 


El Templo de Surya en Konarak. Arquitectura

El Templo de Surya (dios del Sol en la iconografía hindú) en Konarak, es un monumento de imaginación épica, es la realización de un auge creativo disparatado de los arquitectos de Orissa durante más de quinientos años, a partir del siglo VII hasta la construcción de este edificio a mediados del siglo XIII, por orden de Narasimha Deva I, de la Dinastía Ganga del Este, y que marcó la cima del desarrollo arquitectónico de esta región llegando a su momento más brillante. De los otros templos antiguos en la India dedicados al dios del Sol, el Templo de Konarak destaca por su carácter único e imaginativo, es la experiencia acumulada de varios cientos de años de construcción de templos en la tradición de Orissa.

El templo principal se concibió como un carro colosal con doce pares de ruedas transportado por siete caballos ricamente tallados en un galope animado. Todo el edificio parece simbolizar a Surya, el dios del Sol, emergiendo de la profundidad azulada del mar. Las ruedas profusamente adornadas del carro divino están talladas en los lados de la alta plataforma y también en dos lados de la escalera este, justo frente a la entrada principal del porche. Los caballos están esculpidos en los lados de esta escalera. El parecido con un carro se acentúa con las ruedas y los caballos.

El resto del edificio es un templo típico de Orissa, que consiste en un deul o santuario y un jagamohan o pórtico, todo construido con una escala monumental. El santuario propiamente dicho es un rekha deul o bada deul, pero ya no existe. Un rekha deul se caracteriza por una torre curvilínea, mientras que el porche delantero llamado jagamohan o bhadra deul, donde se reúnen los devotos, es un pidha deul, con un techo hecho de pidhas o hiladas horizontales.

Construidas sobre una plataforma común, ambas estructuras son cuadradas internamente. El exterior, sin embargo, se diversifica en un plano de pancha-ratha conocido en Orissa como Silpa-sastras o cánones arquitectónicos como los rathas o pagas. Estos permiten una interacción efectiva de luz y sombra. La proyección central, que es la más pronunciada, se llama raha, mientras que las dos siguientes, ambas en un plano pero que se proyectan más allá de los extremos o kanika, se conocen como anuratha. Además de estas grandes proyecciones, hay numerosos entrantes y salientes menos visibles.

Tanto el santuario como el pórtico se dividen en cuatro partes amplias a lo largo del plano vertical. Estos son el pishta o plataforma, la bada o pared vertical, el gandi o torre curvilínea en el caso de un rekha deul, o el techo piramidal en el caso de un pidha deul, y el mastaka, que es la cabeza o elementos coronarios. Mientras que el mastaka es circular en sección transversal, el bada y el gandi son cuadrados internamente en secciones horizontales.

Todos estos componentes están en perfecta sintonía unos con otros. La denominación de estos elementos con los miembros humanos (mastaka, por ejemplo, es la cabeza) sugiere que los templos se compararon con el cuerpo humano. De hecho, los arquitectos de Orissa a veces han concebido el rekha deul como un templo masculino y el pidha deul como uno femenino.

Hasta la cima de la bada casi no hay diferencia entre el santuario y el pórtico, excepto en las proporciones relativas de cada uno, pero en el gandi se asume su individualidad. El techo del porche tiene la forma de una pirámide escalonada, truncada cerca de la parte superior. Se compone de pidhas o hileras dispuestas en tres niveles, llamadas potalas, y separadas por una pared vertical empotrada llamada kanti. Sobre el techo está el mastaka, que es una sucesión de beki, sri, khapuri, kalasa y ayudha, estos dos últimos elementos están ahora desaparecidos. Los elementos de coronación están dispuestos de tal manera que completan la forma de la pirámide truncada.

Todo el gandi, junto con una gran parte de la bada del santuario del Templo, ha caído y, por consiguiente, el santuario está a cielo abierto. Frente a la escalera oriental del porche o jagamohan, hay una estructura monolítica, el bhoga-mandapa.

Una de las 24 ruedas del templo y, el gandi y la mastaka del techo del jagamohan. Templo de Surya en Konarak.

Se usaron tres tipos básicos de roca en la construcción del Templo de Surya: clorita, laterita y kondalita. Si bien el uso de clorita se limitó a los marcos de las puertas y algunas esculturas, la laterita se usó en el núcleo invisible de la plataforma y las escaleras, así como en los cimientos. El resto fue construido con kondalita de mala calidad.

La selección de este gneis feldespático granate de clima cálido resultó ser fatal para el monumento. Lo que es desconcertante es que ninguno de estos tipos de piedras estaban disponibles cerca de Konarak. Las piedras probablemente fueron transportadas desde largas distancias en balsas a lo largo de los ríos. El río Chandrabhaga, ahora seco, posiblemente sirvió como la última arteria de transporte. Posteriormente, los prodigiosos bloques de piedras se levantaron y se colocaron en posición mediante artilugios simples, como poleas, ruedas de madera o rodillos. La mampostería es de sillar. Las piedras del revestimiento se terminaron con suavidad y se encajaron de manera tan fina que las uniones apenas son visibles. De algunas tallas que quedaron sin terminar, se deduce que fueron talladas in situ después de que las piedras se hubiesen fijado en su posición.

 

Vía| VV.AA., Konarak, Archaeological Survey of India, 2003

Imagen| Templo de Surya, Alzado del Templo, Rueda del Templo de Surya, Techo del Jagamohan del Templo de Surya

QAH|  El ritual en el templo hindú, Los Templos de terracota de Bengala, Los templos de Khajurāho

 

 

 

 

 

RELACIONADOS