Especial I Guerra Mundial, Historia 


El telegrama Zimmermann

 

Texto de la traducción al inglés del telegrama Zimmermann

Texto de la traducción al inglés del telegrama Zimmermann

¿Cuál hubiese sido el resultado de la Gran Guerra de no haber intervenido Estados Unidos en el conflicto del lado de la Triple Entente? Realmente nunca lo sabremos, ya que eso es terreno de la especulación. Lo que sí podemos conocer es el motivo que llevó al país norteamericano a participar de una guerra de la que hasta ese momento se había sentido muy alejada y de la que no tenía ningún deseo de formar parte. En los momentos previos a la intervención de Estados Unidos en la I Guerra Mundial apenas había variado el frente occidental, a la vez que se había empezado a intensificar la guerra submarina y los combates en las áreas coloniales respectivas de las potencias europeas, provocando la mundialización de un conflicto que hasta entonces presentaba tintes de guerra europea.

1917 será el año clave para el devenir de la Gran Guerra, pero no solo por la intervención estadounidense, sino también por la salida de Rusia del conflicto. Hasta este año y la expansión de la guerra a los océanos, Estados Unidos había preferido mantenerse neutral. Desde un punto de vista estratégico y de abastecimiento, los contendientes acudieron al bloque marítimo para intentar colapsar a sus rivales. El hundimiento de un buque norteamericano desencadenó la decisión de Estados Unidos de intervenir en el conflicto, motivada por condicionantes económicos, pues el mercado estadounidense se estaba viendo perjudicado por la guerra. La intervención norteamericana marcó un nuevo rumbo dentro de la Triple Entente, por su preponderancia en las operaciones aliadas y por su potencial industrial y humano, que revitalizó el agotamiento inglés y francés en el frente occidental, coincidiendo con el colapso económico alemán. Pero, ¿fue únicamente el hundimiento de un buque lo que decidió a Estados Unidos a intervenir en la I Guerra Mundial?

Arthur Zimmermann, político alemán y secretario de Asuntos Exteriores.

Arthur Zimmermann, político alemán y secretario de Asuntos Exteriores.

Es aquí donde entra en juego el protagonista de nuestra entrada, el telegrama Zimmermann. En enero de 1917, el embajador alemán en México recibió un telegrama del Secretario de Asuntos Exteriores del Imperio Alemán, Arthur Zimmermann. El contenido de tan famoso telegrama animaba al nombrado embajador a establecer contactos con el gobierno mexicano y proponerles una alianza contra Estados Unidos. Alemania ayudaría a México, mediante recursos financieros y armamentísticos, para que este país le arrebatase a Estados Unidos los territorios de Texas, Nuevo México y Arizona.

Woodrow Wilson, 28º presidente de los Estados Unidos de América

Woodrow Wilson, 28º presidente de los Estados Unidos de América

El objetivo alemán era mantener lo más alejado posible a las fuerzas norteamericanas si estas decidían intervenir en la I Guerra Mundial. Por el contrario, todo se fue al traste. Tanto el telegrama como los contactos internacionales que promovía deberían haberse mantenido en el más absoluto de los secretos, sin embargo, el mensaje fue interceptado y en parte descifrado por la Inteligencia Naval Británica. El telegrama fue entregado al embajador estadounidense en Gran Bretaña y puesto en conocimiento del presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson.

Por otra parte, el gobierno mexicano se encontraba evaluando la propuesta alemana, aunque finalmente concluyó que esta ofensiva planteada para intentar recuperar los territorios perdidos años antes sería un completo fracaso. La oferta alemana fue rechazada, sin embargo, cuando esto ocurrió Estados Unidos ya era uno de los contendientes de la Gran Guerra.

Portada del New York Times informando del descubrimiento de los planes alemanes.

Portada del New York Times informando del descubrimiento de los planes alemanes.

W. Wilson, una vez conocidas las intenciones alemanas, debía hacer frente a la opinión pública estadounidense, muy contraria a la intervención en el conflicto. Para ello filtró el contenido del telegrama a la prensa del país, provocando un inmediato fenómeno causa-efecto que hizo cundir la indignación entre el pueblo norteamericano. Todo estaba preparado para entrar en la Primera Guerra Mundial.

No podemos asegurar que pesó más en W. Wilson para decidirse a intervenir en el conflicto: si el descubrimiento del telegrama Zimmermann y los planes que contenía o el comienzo de una guerra submarina que Alemania estaba decidida a iniciar con la consiguiente amenaza que eso suponía para los intereses de Estados Unidos. Lo que sí podemos afirmar es el efecto propagandístico que tuvo el telegrama para que la opinión pública estadounidense se decidiera a apoyar la intervención de su país en la Gran Guerra.

 

Vía| Curistoria, Curiosidades de la Historia, TUCHMAN, B., El Telegrama Zimmermann, 2010

Más información| STEVENSON, D., 1914-1918. La Historia de la Primera Guerra Mundial, 2013

Imagen| telegrama Zimmermann, Arthur Zimmermann, W. Wilson, Portada New York Times

En QAH| Especial Primera Guerra Mundial (1914-1918)

RELACIONADOS