Actualidad Jurídica 


El Supremo rescata a los Bankeros

Tras la reciente publicación de la Sentencia del Tribunal Supremo número 24 de fecha 2 de febrero de 2016, miles de pequeños ahorradores en toda España duermen mejor cada noche. Porque tras años de litigios, reclamaciones y noches en vela, esta Sentencia viene a garantizarles la posibilidad de recuperar el dinero que en el año 2011 invirtieron en la salida a Bolsa de Bankia.

Y es que si bien sabemos que toda inversión en Bolsa implica asumir un riesgo, y que los valores bursátiles suben y bajan en función de muy distintos factores, el caso de Bankia se acerca más al fraude que al riesgo inherente a toda inversión especulativa.

SALIDA A BOLSA

La entidad captó en su Oferta Pública de Venta (OPV) en julio de 2011 un total de 3.092 millones de euros, de los que 1.237 millones correspondieron a inversores institucionales y 1.855 millones a inversores minoristas. Las acciones salieron a cotización a un precio de 3,75 euros por acción y hoy valen 0,75 euros, unas pérdidas del 80 %. Aunque no es ésta la peor cotización de estos años, pues llegaron a tocar fondo a 0,17 euros.

Caso Bankia

#actualidadQAH

La bolsa es un medio de financiación, dónde las empresas buscan dotarse de liquidez y fondos para sus inversiones. La empresa que acude a Bolsa para realizar una OPV valora sus activos y pasivos, divide el valor resultante en acciones, y oferta la venta de estas acciones al público (inversores cualificados o pequeños ahorradores). Como resultado de vender las acciones de la sociedad obtiene como ingreso unos fondos con los cuales poder acometer sus distintos proyectos. A partir de este momento, las acciones cotizaran en el mercado bursátil, el cuál otorga liquidez continua a sus tenedores, al valor por acción cotizado en cada momento.

OPV Y FOLLETO INFORMATIVO

Como vemos, el potencial inversor debe conocer toda la información necesaria sobre activos, pasivos, situación financiera, trayectoria de pérdidas y beneficios de los últimos años de la compañía, y los planes de negocio de la misma. Es crucial su correcto análisis para poder tomar la decisión adecuada.

¿Y dónde puede el potencial inversor estudiar esta información? Según la legislación en vigor (R.D. 1310/2005, Orden EHA 3537/2005,Reglamento CE número 809/2004) el Folleto Informativo es el documento oficial, previa aprobación por la CNMV, que toda empresa que lanza una OPV al mercado, para su salida a Bolsa, debe publicar conteniendo toda la información financiera, mercantil, económica y del negocio.

OPERACIÓN MEDIÁTICA: LOS NUEVOS BANKEROS Y SU PRONTA CAÍDA EN DESGRACIA.

A tenor de lo expuesto en el Folleto Informativo que Bankia distribuyó en su salida a Bolsa, la entidad gozaba de unos estados financieros excepcionales. En este folleto las cuentas de Bankia eran excepcionales. Lo cual, unido a la impresionante campaña publicitaria y comercial desplegada por la entidad financiera animó a miles de pequeños ahorradores para entrar en la compra de estos valores. En su publicidad la entidad animaba a los ahorradores a comprar acciones y convertirse en Bankeros.

Bolsa-MadridPor si algún pequeño accionista (muchos quizás) no podía entender bien la información financiera del Folleto, los comerciales de las más de 2.000 oficinas de Bankia, junto con la publicidad desplegada en todos los medios de comunicación, se encargaron de convencer a los pequeños ahorradores de que comprar sus acciones en la salida a bolsa y hacerse Bankero era una gran idea.

Por todo lo expuesto, y puesto que parecía una buena inversión, los nuevos accionistas Bankeros no daban crédito cuándo, poco después de su salida a Bolsa, la CNMV suspendió de cotización de las acciones de Bankia a petición de la propia entidad, viéndose además obligada a pedir un rescate de fondos públicos de 19.000 millones de euros, y reformulando las cuentas de 2011 anunció que el banco tenía en ese ejercicio unas pérdidas de 3.318 millones de euros.

En resumen, parece que la entidad había maquillado sus cuentas para aparentar unos beneficios que no existían, y poder vender así las acciones. En realidad, la auditoría contable realizada posteriormente señalaba pérdidas.

CASACIÓN. EL SUPREMO SIENTA JURISPRUDENCIA

Esta Sentencia viene a desestimar las pretensiones de Bankia en sus Recursos de Apelación contra las Sentencias de las Audiencias Provinciales de Valencia y Oviedo. En las sentencias recurridas se obliga a Bankia a devolver a dos pequeños ahorradores el dinero invertido en la OPV por apreciarse “graves inexactitudes” en el folleto de la oferta pública de títulos de la entidad, que se estrenó en Bolsa en julio de 2011.

La clave jurídica reside en que en su Sentencia el Tribunal Supremo reseña:

“Lo que hace la Adiencia Provincial es tomar en consideración una serie de hechos (la inspección del Banco de España llevada a cabo en diciembre de 2010, la sanción impuesta a la empresa de auditoría que informó sobre la corrección de los datos contables incluidos en el folleto, la intervención del Banco de Valencia en noviembre de 2011, el informe de la Autoridad Bancaria Europea que fijaba en 1.329 millones de euros las necesidades de capitalización de Bankia tan solo tres meses y medio después de culminada la oferta pública de suscripción de acciones, y la formulación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2011 que fueron presentadas a la CNMV en mayo de 2012 en las que se recogían unos beneficios de más de trescientos millones de euros, frente a las pérdidas de unos tres mil millones de euros que resultaron de la formulación de dichas cuentas tan solo veinte días después), valorarlos y sacar las conclusiones que considera adecuadas”.

De esta manera, estos Hechos han quedado probados y reconocidos por nuestro más alto tribunal. Las cuentas oficiales publicadas por Bankia fueron adulteradas de manera intencionada para arrojar una imagen financiera muy distinta a la real. Y captar así fondos en su salida a bolsa.

AUSENCIA DE CONSENTIMIENTO. NULIDAD.

Como sabemos, los tres elementos esenciales del contrato en nuestro Derecho Civil son el Consentimiento, el Objeto y la Causa (art. 1261 C.C.). Sin alguno de ellos, se podrá declarar la Nulidad de los contratos.

A tenor de lo dispuesto en el art. 1265 C.C. será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Para que el error invalide el consentimiento, deberá recaer sobre la sustancia de la cosa que fuere objeto del contrato, o sobre aquellas condiciones de la misma que principalmente hubiesen dado motivo a celebrarlo (1266 C.C.). Hay dolo cuando, con palabras o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes, es inducido el otro a celebrar un contrato que, sin ellas, no hubiera hecho. (art. 1269 C.C).

Y en el caso que nos ocupa, y quedando probado como dijimos que la información financiera facilitada al público en el Folleto Informativo para su salida a Bolsa era radicalmente falsa, el consentimiento de los ahorradores que invirtieron en Bankia estaría viciado de error y dolo invalidante, con lo cual procede la nulidad del contrato, y la restitución recíproca de las prestaciones que fueron objeto del mismo.

RESCATE A LOS BANKEROS.

De manera añadida el Tribunal Supremo rechaza que la causa penal pendiente en la Audiencia Nacional pueda paralizar las reclamaciones individuales en la vía civil.

Así que con esta sólida jurisprudencia a su favor, los pequeños ahorradores repartidos por toda España que tenían pleitos pendientes contra Bankia solicitando la nulidad de los contratos y la devolución de su dinero tienen ya asegurado que conseguirán sus pretensiones, al no poder ir los tribunales inferiores contra lo dispuesto por la doctrina del Tribunal Supremo.

Por ello Bankia, teniendo en cuenta lo anterior, ha anunciado que ofrece la devolución del dinero, sin costes y con un 1 % de interés anual, a todos los demandantes que quieran firmar en las próximas semanas un pacto de mutuo acuerdo, en el cuál el ahorrador renuncie a las acciones legales y desista de sus pleitos contra la entidad.

Los ahorradores que fueron afectados por la OPV de este Banco por fin tienen la plena seguridad de poder recuperar su inversión.

Ahora bien, deben tener en cuenta que Bankia oferta la devolución más el 1 % de interés. Mientras que el tipo de interés legal del dinero para 2016 se sitúa en el 3 %, y el tipo de interés legal de demora en el 3,75 %. Con lo cual los demandantes podrían obtener mayor interés en el capital devuelto de obtener una sentencia a su favor, que firmando el pacto extrajudicial de mutuo acuerdo con Bankia.

Más Información | Sentencia Tribunal Supremo  CNMV   Asesoría Soledad Fernandez

Imágenes | Bankia 

RELACIONADOS