Economía y Empresa 


El sistema de precios

Como ya vimos anteriormente, el valor de los bienes económicos es subjetivo, y no objetivo. Viene determinado por el hombre, cuándo al actuar debe elegir entre unos u otros bienes, y basa su elección en función de la utilidad que le reportarán los mismos para satisfacer sus necesidades. A partir de la lógica expuesta, que se sintetiza en la ley de la utilidad marginal decreciente, se fundamenta la ciencia praxeológica de la economía.

Cuándo la economía se desarrolla, como vimos también en otro artículo, el hombre avanza desde el cambio directo hacia un estado más desarrollado de economía de cambio indirecto, a través de la especialización del trabajo, y del desarrollo del dinero.

unoUna economía de cambio indirecto, único marco posible de desarrollo efectivo de la sociedad, permite salvar los defectos del cambio indirecto a través del dinero, y permite igualmente  sustentar un sistema de producción complejo, porque las decisiones de compras y ventas de los agentes económicos se coordinarán través del marco del sistema de precios.

Si sabemos que el valor es algo subjetivo, y que las apreciaciones de los sujetos actuantes en la economía responden a valoraciones personales ordinales, y no cuantificables ¿Cómo puede coordinarse una sociedad múltiple y compleja? ¿Cómo sabe el empresario qué debe producir para satisfacer al consumidor? ¿Cómo sabe el inversor a qué debe destinar su ahorro para no perderlo? La respuesta se encuentra en el sistema de precios.

En una economía libre con cambio indirecto, donde existe una mercancía que los hombres pueden usar como dinero, todas las valoraciones de los sujetos actuantes podrán adquirir un valor en dinero. Todos los bienes de la economía podrán valorarse en dinero, permitiendo a compradores y vendedores poder tomar sus decisiones de la manera más adecuada posible, transmitiendo información sobre sus gustos, y coordinando por tanto el sistema de producción. Los productores por tanto podrán dirigir sus esfuerzos hacía aquellos productos o servicios que más valoren los consumidores en cada momento.

Así, si en un momento determinado  el pescado es muy apreciado, y sube la demanda del mismo, manteniéndose la oferta similar, su precio
tenderá a subir. Ello hace que los empresarios puedan conocer qué es lo que en mayor medida satisface los deseos de los consumidores, el pescado, y puedan invertir en redes, barcos, camiones frigdosoríficos o comercios de pescadería en el mercado, para poder satisfacer dichas necesidades y obtener un retorno sobre su inversión.

Por supuesto, los gustos y deseos irán cambiando, y el futuro y el hombre al actuar van modificando la realidad de cada día, por lo que nunca estará asegurada una inversión (el riesgo es inherente a la acción humana). Hoy por ejemplo se demandará más pescado y mañana más carne.

 

Lo importante es que de manera general el sistema de producción podrá ir organizándose y coordinándose a través del sistema de precios, que hace medible en unidades monetarias las utilidades que reportan los bienes económicos en cada momento.

No puede existir una sociedad desarrollada sin un libre sistema de precios que coordine la demanda y la oferta de bienes y servicios, tanto en el espacio como en el tiempo.

Más información | Hayeck y el sistema de precios   Punto de Vista Económico

Imágenes | Wikipedia   Wikipedia

En QAH | ¿Cómo surgió el libre mercado(II) el sistema de precios.

 

RELACIONADOS