Cultura y Sociedad 


El síndrome del superviviente

 

A raíz del accidente de tren ocurrido en Santiago se ha hablado mucho en los medios sobre el llamado síndrome del superviviente, pero ¿qué es realmente? ¿qué efectos psicológicos tienen para aquellos que lo sufren? ¿quién puede llegar a sufrirlo?

Este síndrome aparece como consecuencia del llamado trastorno de estrés postraumático y se manifiesta con sentimiento de culpa por haber sobrevivido a un evento con carga emocional negativa, traumático, tales como accidentes, catástrofes naturales, crímenes, y todo aquel que la persona considere como tal.  En los medios se han estado centrando en el aspecto relacionado con los accidentes, y el hecho de haber sobrevivido a un suceso en el cual otras personas han fallecido, sin embargo, este síndrome puede presentarse en otras situaciones que también se dan a menudo en el día a día, como son los despidos en las empresas.

La persona que sufre el síndrome del superviviente experimenta un gran sentimiento de culpa por haber superado una situación que otras personas no han logrado superar, y se pregunta constantemente el por qué, por qué ellos sí y los otros no. Les surgen muchas preguntas sobre el suceso, aparecen los “y si”, ¿y si le hubiera cambiando el asiento al pasajero que me lo pidió? ¿y si me hubieran encargado a mi aquella tarea?, etc.

tren
 

Este síndrome se observó por primera vez durante la segunda guerra mundial en los supervivientes a las guerras, de los campos de concentración y de las bombas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Por aquella época se llamó “el síndrome de los campos de concentración”. Los afectados por el síndrome padecían gran ansiedad antes eventos relacionados con la muerte, embotamiento emocional, sentimiento de culpa o necesidad de buscar culpables, irritabilidad, ira y facilidad para reaccionar de forma agresiva. A parte del daño psicológico estas personas sufrían graves desórdenes físicos como desórdenes gastrointestinales, cefaleas e hipertensión arterial.

Otro enfoque muy interesante y también a la orden del día sobre este síndrome es el laboral. La época de crisis en la que vivimos actualmente ha llevado a muchas empresas a recortar plantilla y despedir a trabajadores casi de forma masiva, lo que ha llevado a muchos de los trabajadores que se quedan en 124661609 cla empresa a experimentar dicho síndrome. Estos trabajadores experimentan un gran sentimiento de culpa, las preguntas constantes de “¿por qué el y no yo?” y grandes niveles de irritabilidad y estrés. A parte de los efectos psicológicos y físicos que puede producir en el trabajador, a menudo, debe hacerse cargo del trabajo de los compañeros que ya no están para realizarlo, así que a menudo deben trabajar más horas de las que le corresponden. Y no es solo que se multiplica su carga laboral, sino que deben convivir con la tensión de que si no logran sacar las tareas adelante ellos solos y de forma eficaz, pueden ser los próximos en ser despedidos, así que deben adaptarse lo más rápido posible a la nueva situación.

Los expertos recomiendan el uso de la comunicación para superar los efectos negativos que este síndrome provocan. El hablar de ello con otras personas puede hacer que la carga que soportan estas personas se vea aliviada y superen con mayor celeridad el síndrome del superviviente. Por supuesto si es necesario se deberá acudir a un profesional especializado para que les ayude a superar el trauma causado por dicha experiencia.

 

Vía| Wikipedia

Más Información| Doctissimo, Zweiterweltkrieg

Imagen| Accidente de Santiago, Afectado.

RELACIONADOS