Economía y Empresa 


El saber que buscan las empresas

Las empresas, y la sociedad en general, necesitan personas que les solucionen problemas complejos, que sepan tomar decisiones y que consigan resultados. El saber que buscan las empresas ya no se puede simplificar en conocimientos memorizados .

Hoy ya no sirve sólo memorizar y repetir conceptos. Se requieren nuevas habilidades como la de saber encontrar la información necesaria y sintetizarla –ante la abundancia de información-, ser capaz de trabajar en equipo, ser más creativo y, en definitiva saber “aprender a aprender” constantemente.

La relación entre educación y el nivel económico de un país

La importancia de la Educación en nuestra sociedad es un hecho. La inversión en educación es un activo estratégico esencial para el crecimiento de un país y es necesaria para que una sociedad sea capaz de generar más valor, incrementar la innovación y potenciar su productividad.

En las últimas décadas se han realizado múltiples estudios para analizar el impacto que tiene la inversión en Educación en la sociedad. A partir de T. Schultz y su “teoría del capital humano” se empezó a considerar que los conocimientos y la preparación de las personas son un activo que contribuye a mejorar su nivel de vida. Con sus estudios demostró que una persona que invierte tiempo y dinero en formación consigue mejorar su nivel de renta.

En el mismo sentido, las investigaciones del premio Nobel en Economía del año 2000, James Heckman concluyen que “es más rentable invertir en párvulos que en Bolsa”.

Por tanto, no estamos haciendo una afirmación gratuita: estudios científicos, reconocidos a nivel internacional, constatan que un mejor nivel de educación y formación conduce a un mayor crecimiento económico del país.

La importancia de la educación

La importancia de la educación

Nuevos saberes

Decía la directora de People for Education, Annie Kidder, que “las empresas buscan saberes que aún no sabemos enseñar” y que en Canadá la preocupación por la Educación es fundamental.

Se debe conceder, pues, a la educación el papel que se merece. La misión de la educación es fomentar el desarrollo personal, el bienestar de la sociedad y la adaptación a los cambios. Debe estimularse un proceso de aprendizaje continuo.

Vivimos un momento económico y socialmente complicado. Deben solucionarse problemas tan importantes como la falta de crecimiento económico y el paro juvenil. La solución debe pasar por planteamientos estratégicos de futuro, y uno de ellos debe ser la inversión en educación, modificando algunos aspectos para adaptarnos a las exigencias del siglo XXI. Es preciso cambiar muchas cosas y, en palabras de Nelson Mandela, “la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

En QAH| Emprender tu proyecto, ¿Qué frena tu proyecto de inversión hoy día?, 3 motivos para dedicarte a tu pasión

RELACIONADOS