Cultura y Sociedad, Marketing online, Redes Sociales 


El restaurante falso que fue número 1 en TripAdvisor

Hoy en día, la opinión pública a nivel global puede expresarse, además de mediante los canales tradicionales, por las redes sociales, los sitios web y/o Apps, que permiten volcar los comentarios de las personas, usuarios y clientes sobre un producto y/o servicio. Por ejemplo: TripAdvisor, Yelp, portales de noticias, entre otros.

Dichos comentarios de los usuarios tienen un importante grado de influencia en muchas personas que leen y siguen estos sitios. Se genera un nivel de aceptación de un producto, servicio y/o persona según los comentarios que posea, seguidores, likes, shares en el caso de las redes sociales, constituyendo una importante arma de persuasión hacia los otros.

Hace un tiempo el periodista británico Oobah Butler realizó un curioso experimento social para la revista Vice. Decidió crear un falso restaurante y demostrar que podría llegar a ser el restaurante número uno en Inglaterra, en el prestigioso sitio web TripAdvisor con solo “mover” las redes sociales a su favor.

Para ello creó un prolijo y moderno sitio web del restaurante (que no existía), le dio un nombre atractivo y misterioso: “The Shed at Dulwich”. Como paso posterior contactó a sus conocidos para que hicieran comentarios magníficos acerca del restaurante, el lugar, la atención y su deliciosa comida. Luego de siete meses de promociones falsas, el restaurante llegó a la cima en TripAdvisor. Recordemos que el restaurante no existía.

¿Cómo hizo el ingenioso periodista para mantener el engaño todo ese tiempo? Cuando una persona llamaba para hacer una reserva, él decía que no había disponibilidad ya que estaba todo reservado, eso aumentaba el interés de la gente. Además, el lugar, por lo que se aseguraba en los comentarios, era muy selecto y pequeño.

Cuando logró alcanzar el objetivo propuesto, el periodista decidió que por una noche iba a hacer realidad el restaurante. En el jardín de su casa montó el espectáculo, contrató un DJ para que pase música ambiente y reproduzca el sonido de comensales de un restaurante. Con unas pocas mesas, contrató actores para que oficiaran de clientes sumamente gustosos del lugar y del servicio. Seleccionó a las personas que contaban con mayor cantidad de seguidores en las redes sociales y les comunicó que había disponibilidad en el restaurante para recibirlos. En un lugar próximo al patio de su casa, los recibió, les vendó los ojos y los sorprendió con un lugar muy rudimentario, pero que trataba de ser vanguardista y excéntrico. Les sirvió comida realizada con productos del supermercado de la esquina de su casa y, por unas horas, los comensales resistieron la cena, motivados por la sensación y la moda de estar en el lugar donde muchos esperaban con ansias conseguir una mesa.

Tiempo después, el periodista dio a conocer su experimento social y el sitio TripAdvisor dio de baja la publicación del Fake Restaurant.

En todo este peculiar ejemplo, hay muchas enseñanzas y notas a tener en cuenta. No sólo cómo es manipulada la opinión pública por un grupo de Trolls (rentados o no), sino la confianza ciega que en mucha gente genera el hecho de que esté publicado en un sitio web, que tenga muchos seguidores y likes en redes sociales, etc. La masa sigue siendo manipulable. Si los adultos “caen” o son presos de este tipo de engaños, cuánto más propensos son los niños, niñas y adolescentes a este tipo de prácticas. En este caso, fue un simple experimento social de un restaurante en el patio de una casa realizado por un periodista, pero no siempre es un ensayo social y no siempre hay una finalidad “educativa” o de “hazaña”.

Las redes sociales e internet en general son una herramienta tecnológica y de comunicación que bien utilizada acerca personas, proyectos, buenas prácticas, etc. Pero si es mal utilizada, puede ocultar intereses espurios, generar una hipnotización ante las cosas importantes de la vida y un narcisismo peligroso e individualista. Actuar con responsabilidad frente a este fenómeno es imperioso si queremos tener una mejor calidad de vida y no terminar como en un capítulo de Black Mirror cuando ya todo sea demasiado tarde.

 

Más información| How to Become TripAdvisor´s #1 Fake Restaurant

Imagen|img.food

En QAH|Las Redes Sociales condenan la falta de humanidad y se convierten en protectores activos de los Refugiados; El poder de los hashtags

RELACIONADOS