Economía y Empresa 


¿En qué se diferencian el renting y el leasing?

Tanto el leasing (o arrendamiento financiero) como el renting son instrumentos financieros que las empresas o profesionales tienen para acceder a determinados bienes. Primero es necesario definir que son cada uno de ellos:

  • El leasing o arrendamiento financiero es una fórmula de financiación a largo plazo.
  • El renting es un contrato mercantil de alquiler a largo plazo.

Las principales características del leasing son:

  • Puede ser realizado sobre bienes muebles e inmuebles
  • Cualquier entidad de crédito puede actuar como entidad de arrendamiento financiero.
  • El bien ha de quedar afecto a una actividad empresarial o profesional del usuario.
  • La cesión se realiza a cambio del abono de unas cuotas periódicas que incluyen la amortización del nominal, los intereses por la financiación y el impuesto indirecto correspondiente.
  • Este contrato tiene carácter irrevocable, salvo que exista un pacto en contario con la entidad de crédito.
  • Ha de incluir necesariamente una opción de compra al finalizar la relación contractual.

Las principales características del renting son:

  • Lo más habitual es que se realice para bienes muebles.
  • Es ofertado por entidades de crédito y también por grandes compañías especializadas así como por los propios fabricantes.
  • No es necesario que el arrendatario realice una actividad empresarial o profesional.
  • El importe de las cuotas compensa la utilización del bien y servicios complementarios contratados.
  • El contrato tiene carácter irrevocable salvo pacto en contrario entre las partes.
  • Habitualmente se exige un deposito o fianza.
  • No suele incluir opción de compra a su término.
  • Permite transformar elementos de coste empresarial variable a fija.

untitled

El tratamiento fiscal del renting:

  • Impuesto de sociedades: La totalidad de la cuota de renting con excepción del impuesto indirecto es gasto deducible.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido: El IVA soportado es deducible si se destina a una actividad empresarial o profesional.

El tratamiento fiscal del arrendamiento financiero:

  • Impuesto de sociedades: Es deducible en este impuesto tanto la carga financiera como la amortización, permitiéndose una amortización acelerada.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido: El IVA soportado es deducible.
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Juridicos Documentados: En caso de soportarse dichos impuestos (en el momento de la trasmisión de la propiedad, o la firma de la póliza de arrendamiento), la entidad de crédito los trasladará a la empresa arrendataria.
getting_an_apartment_on_lease_vs_rent

Renting or leasing

La elección entre un producto u otro, además de tener en cuenta el coste económico que deberá ser valorado en cada caso específico, dependerá de los objetivos que persiga la empresa arrendataria, de su dimensión y de los factores de tipo contable y fiscal. Por ejemplo, a una empresa que obtenga beneficios le puede interesar acceder al leasing para aprovecharse de la amortización acelerada y rebajar su factura fiscal; todo lo contrario se podría decir de una empresa que se encuentre en pérdidas, que podrá preferir el renting por el control de costes que le permite.

De un modo general, si la compañía quiere obtener la propiedad del bien, no tiene inconveniente en endeudarse y trabaja con activos que no se encuentran expuestos a
rápidas transformaciones,
el leasing se configura
como la opción más interesante. Por el contrario si
 la empresa no persigue ser
l a propietaria del bien sino
 únicamente disfrutar de él,
 no desea endeudarse y el
activo se haya expuesto a
una rápida obsolescencia, parece más adecuado decantarse por el 
renting.

Vía | Elaboración propia

Más información|¿Qué es el renting?¿Qué es el leasing?

Imagen|blog.apnacomplex.com, For rent

En QAH | Decálogo para gestionar tu economía, Ingresos pasivos

RELACIONADOS