Jurídico 


El régimen especial de los municipios de gran población (II)

En el primer artículo sobre el régimen especial de las “Grandes Ciudades” pudimos ver cómo se llegó a regular este régimen en nuestro sistema jurídico y cuál es su ámbito de aplicación. Ahora pasaremos a señalar otras peculiaridades de este régimen especial.

Respecto al modo de aplicación del régimen especial, tenemos que decir que dicho régimen no se aplica del mismo modo a todos los municipios, ya que dos son las formas de aplicación posibles:

– Aplicación directa e impertativa, por disposición de la propia legislación estatal básica sobre régimen local

– Aplicación por decisión del legislador autonómico correspondiente. En este último caso, se condiciona la toma de esa decisión autonómica, a que sea solicitada por el municipio interesado

Respecto a la organización y funcionamiento, son tres las singularidades que incorpora éste nuevo régimen de organización, como son:

1) La ampliación de los órganos de carácter necesario.

2) La consideración como órganos administrativos de antiguos puestos de trabajo desempeñados por funcionarios públicos con habilitación nacional.

3) El establecimiento de una nueva clasificación de los órganos administrativos necesarios, distinguiendo entre órganos superiores y directivos de forma paralela a la distinción establecida en la LOFAGE.

Sin lugar a dudas, una de las novedades más singularidades del nuevo régimen especial, ha sido la necesaria existencia de distritos. Y es que el apartado segundo del artículo 24 de la LRBRL, empleando un tono imperativo, nos dice que:

“Los Ayuntamientos deberán crear distritos, como divisiones territoriales propias, dotadas de órganos de gestión desconcentrada”.

Podemos concluir diciendo que, el principal propósito de la Ley 57/2003, ha consistido en la modernización de la gestión del ayuntamiento para así desarrollar e impulsar la participación de los ciudadanos en la gestión de los asuntos locales.

El régimen especial nuevo de los “municipios de gran población” está inspirado en su mayoría, en la forma de funcionamiento y organización del Estado y de las Comunidades Autónomas. Podemos decir esto, porque la nueva regulación del Pleno del Ayuntamiento es bastante simétrica a la regulación de las Cortes y de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas.

Aun así, con la existencia de algunas simetrías no podemos relacionar el este régimen jurídico de las grandes ciudades con el de las Comunidades Autónomas o con el del propio Estado, ya que el nuevo Título X de la LBRL introduce peculiaridades de carácter apreciable, las cuales distinguen de forma notoria el nuevo régimen especial de los municipios de gran población.

 

Más información| Scribd. Municipios de Gran Población

Imagen | Jerez de la Frontera

En QAH| El régimen especial de los municipios de gran población (I)

RELACIONADOS