Jurídico 


El régimen económico y presupuestario de las Universidades

Establece la Ley Orgánica 6/2001, de Universidades (LOU), que éstas están dotadas de personalidad jurídica y desarrollan sus funciones en régimen de autonomía y de coordinación entre todas ellas. En los últimos meses, sin embargo, las exigencias en torno al déficit público, que afectan a todas las Administraciones Públicas, han redefinido esta autonomía. ¿Cuál es la situación actual en materia económica y presupuestaria?

La última reforma del sector educativo, materializada en el Real Decreto-ley 14/2012, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, prevé la adecuación del régimen económico y financiero de las Universidades públicas al principio de estabilidad presupuestaria. Ello ha determinado una modificación de los artículos pertinentes de la LOU.

Como previsiones expresamente dirigidas al cumplimiento de la Ley Orgánica 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria  se obliga a las Universidades a aprobar un techo de gasto anual que no podrá rebasarse. Además, debe hacerse una referencia expresa al cumplimiento de esta norma en los presupuestos y sus liquidaciones. Éstas deben referirse al 31 de diciembre y deben elaborarse antes del 1 de marzo del ejercicio siguiente.

En caso de que la liquidación arroje un remanente de tesorería negativo, el Consejo Social debe aprobar, en su primera reunión, una reducción de gastos del nuevo presupuesto por cuantía igual al déficit producido. En caso de no procederse a la misma se condicionarán las transferencias previstas a favor de la Universidad en el presupuesto de la Comunidad Autónoma. La no remisión de la liquidación o la no reducción de créditos en caso de remanente de tesorería negativo pueden dar lugar a la intervención de la Universidad por la Comunidad Autónoma.

En el estado de ingresos deben aparecer previsiones sobre todos los tipos que prevé la LOU, siendo especialmente importantes las transferencias previstas en el presupuesto de la Comunidad Autónoma y el producto de operaciones de crédito. Todas las operaciones de endeudamiento deben contar con la autorización de la Comunidad Autónoma.

Adjunta al estado de gastos debe aparece determinada información. Por un lado, la relación de puestos de trabajo del personal de todas las categorías de la Universidad, especificando la totalidad de los costes de la misma. Los costes de personal docente e investigador, así como de administración y servicios deben ser autorizados por la Comunidad Autónoma. Por otro lado, como anexo, se incluirá la proposición de puestos de nuevo ingreso.

El nuevo régimen económico y presupuestario de las Universidades acusa las restricciones impuestas con respecto al cumplimiento del déficit, pues incrementa su dependencia de las Administraciones territoriales y muy especialmente de las Comunidades Autónomas. Ello podría suponer una merma de su autonomía: ¿resulta un vaciamiento de la previsión inicial de la LOU o está justificada por el contexto económico y financiero?

RELACIONADOS