Economía y Empresa 


El proceso contable de la empresa. El control interno (III): Fases del proceso

Tras aprender el concepto y las clases de control interno, en esta ocasión analizaremos las tres fases fundamentales que componen el contrlo intereno generalmente:

1. Revisión del sistema: consiste en el conocimiento y comprensión de los procedimientos y métodos vigentes, es decir, si realmente existe el control interno y éste es el adecuado. El auditor tratará de formarse una opinión sobre el control interno a través de los papeles escritos y un cuestionario específico que formule. Esta fase se encuentra dentro de la planificación, ya que resulta imprescindible para que el auditor pueda programar su trabajo, además en esta primera aproximación se fijan los posibles puntos débiles del mismo.

La información básica se obtiene de :

– Entrevistas con el personal adecuado.

– Revisión de los manuales de procedimiento.

– Análisis de la descripción de puestos.

– Estudio de los diagramas de responsabilidades y centros de decisión.

La información obtenida se puede recoger en forma de respuestas a un cuestionario, memorándum descriptivo o un flujograma.

 

2. Pruebas de cumplimiento: es la seguridad de que se encuentran en uso y están operando tal y como se han planteado, es decir, el auditor revisa si se cumple lo que dice el control interno. Estas pruebas son necesarias si se va a confiar en los procedimientos de la empresa. La naturaleza de los procedimientos del control interno y las evidencias de que se han realizado determinan la naturaleza de las pruebas de cumplimiento.

Estas pruebas se realizan durante la fase de evaluación y han de considerarse dos aspectos :

a) el propio sistema de control interno

b) las personas que lo ejecutan

La realización de estas pruebas consiste por parte del auditor, en verificar que se cumplen las normas establecidas por la gerencia. En lo que respecta a su extensión, las pruebas de cumplimiento han de aplicarse a las transacciones ejecutadas durante todo el periodo que se está auditando, de acuerdo a un muestreo.

 

3. Pruebas verificativas: constatación del sistema, en los casos que éste no funcione, no se aplica o es insuficiente, es decir, qué va a hacer el auditor para comprobar qué está haciendo la empresa cuando el control interno no se cumple. Estas pruebas verificativas se encaminan a obtener la evidencia suficiente para soportar las conclusiones finales.

El auditor puede afrontar principalmente dos problemas:

1) que sea una organización sin un control interno definido, pero en la que cada cual tiene unas responsabilidades y cumplen con eficacia su cometido

2) que aunque exista un control interno definido, éste no se pone en práctica por los empleados.

 

En QAH/ El proceso contable de la empresa. El control interno (I): Concepto, El proceso contable de la empresa. El control interno (II): Clases

RELACIONADOS