Jurídico 


El procedimiento europeo de Asistencia Mutua en materia de recaudación

En estas fechas que celebramos los 50 años del Tratado de Roma , firmado en 1957 por solo seis países Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, y los Países Bajos., que estableció la entonces Comunidad Económico Europea, puede resultar interesante que conozcamos que existe de un procedimiento entre los Estado miembros de la Unión Europea cuyo principal objetivo es la asistencia y la colaboración entre los distintos países para facilitar entre estos el cobro de sus tributos.

Esta ayuda abarcaría desde recabar información sobre posibles bienes del deudor comunitario, la realización material de actuaciones ejecutivas tendentes al cobro o incluso solicitar información sobre el régimen económico matrimonial de un deudor y su cónyuge, cuando el mismo se rija por las disposiciones del Derecho Civil extranjero (al objeto de determinar los bienes del deudor que pueden ser embargados, así como los bienes del cónyuge que responden de sus deudas).
El poder de un Estado – y en este poder incluimos el poder público fiscal- está sometido a sus límites territoriales. Solo puede ejercerse dentro y sobre su propio territorio. Tal principio es indudablemente aplicable a los procedimientos españoles de aplicación de los tributos en general. Y si nos centramos en particular en el procedimiento ejecutivo de apremio, desplegado para el cobro de las deudas tributarias, llegamos a la conclusión cierta de que las actuaciones de embargo de los órganos de la Agencia Tributaria solo pueden tener lugar dentro de nuestras fronteras.
Estos límites de carácter territorial dificulta la posibilidad de aprehensión cuando los bienes embargables se sitúan fuera de nuestras fronteras. Así la Agencia Tributaria podrá embargar solo las cuentas y depósitos, los bienes inmuebles o muebles en cuantos estos estén ubicados en territorio o los créditos nacidos en nuestro Estado.
Tal circunstancia posibilita el fraude recaudatorio, o lo que es lo mismo, aquellas conductas que se desarrollan para poner a buen recaudo, bienes que si no hubiera mediado esta, pudieran haber sido aplicados a la cancelación de deudas pendientes.
Podemos pensar que la deslocalización de los activos embargables en un Estado miembro por los residentes en otro Estado solo es posible entre determinados perceptores de rentas altas. Probablemente, pero no siempre es realmente así. Consideremos sin ir más lejos el gran número de nacionales de países comunitarios (alemanes, británicos…) que desde hace años residen en la Costa del Sol. ¿Podríamos – ante una deuda que se les liquide por la AEAT. española – embargar las cuentas que mantiene en sucursales bancarias de su país, gravar e inscribir en el Registro de la propiedad el embargo sobre su vivienda situada en el centro de Londres, embargar la pensión que reciben del Gobierno de su país….…? Evidentemente no. No es posible El poder fiscal de los órganos de la AEAT. queda limitado a las propias fronteras del Estado español, como hemos dicho anteriormente.
Sin embargo, siempre hay un camino…….
Es el llamado Procedimiento de Asistencia Mutua el que nos brinda tal posibilidad, cuya primera manifestación dentro de la Unión Europea data de una Directiva de 1.976
Se diseña así un sistema de ayuda de carácter bilateral. Quiere ello decir que gracias al mismo pueden recaudarse un nuestro Estado y conforme a nuestros procedimientos ejecutivos, deudas tributarias nacidas en otro Estado. Y viceversa.
En mi experiencia laboral en este campo, me he encontrado con un colectivo muy sensible a la deslocalización: los futbolistas profesionales,: hoy juegan en el Paris Saint Germain, mañana en el Real Madrid, y más tarde en el Inter Milán Y puede ocurrir que una vez que ha sido cedido o contratado por un equipo español, haya dejado deudas pendientes por la Hacienda Francesa. Ante la imposibilidad de cobro por parte de las autoridades galas de la deuda pendiente, y conocedora esta de la nueva situación del deportista, iniciará un procedimiento de asistencia mutua para que aquí en España se proceda al embargo y cobro de la deuda pendiente.
En España este procedimiento está centralizado en la AEAT.
Recibida la petición, los órganos de recaudación de la AEAT. actuarán como si de un deudor nacional se tratare: investigación de bienes en Registro públicos. , embargos de cuentas y depósitos en entidades bancarias en sucursales españolas, retribuciones abonadas por el nuevo club de fichajes, derechos de imagen o procedentes de contratos publicitarios firmados con empresas localizadas en nuestro país……
A sensu contrario, si el anterior deportista prestara ahora sus servicios en un club alemán por ejemplo pero y a consecuencia de las rentas obtenidas – e irregularmente declaradas – anteriormente en España, mantiene en nuestro país una deuda impagada, los órganos de la AEAT. se transformarán en requeridores, es decir, solicitaran la asistencia del poder fiscal alemán que procederá a efectuar los embargos procedentes en su territorio, conforme a su normativa nacional. A estos efectos hay que tener en cuenta que la legislación interna de algunos países no permite el embargo de créditos comerciales (como ocurre con Gran Bretaña) o sólo permite dicho embargo si se aporta prueba fehaciente de la existencia, cuantía y vencimiento de dicho crédito (como sucede en el caso de Italia o Dinamarca), por lo que, si éste es el único tipo de bien conocido del deudor en dichos países, no resultaría eficiente enviar una petición de cobro
Es importante señalar que este Procedimiento de Asistencia Mutua se circunscribe exclusivamente a los países comunitarios. Fuera del marco comunitario, tal posibilidad es una entelequia. No obstante en casi todos los convenios firmados entre España y otras Estados, existen cláusulas que facilitan esta colaboración en el cobro de tributos impagados.

RELACIONADOS