Jurídico 


El procedimiento de votación en el Parlamento Inglés

Después de mucho tiempo sin escribir en esta nuestra casa, en dos semanas escribo dos artículos. En esta ocasión, trato otro tema que a mí personalmente me interesa mucho, y sobre el que nuestro experto en Derecho Anglosajón, Adrián Dueñas, no ha hablado todavía, o si lo ha hecho, ha sido de modo tangencial aquí.

El mundo legal anglosajón es, qué duda cabe, tan entretenido y curioso como particularmente formalista. Fruto de esa malsana afición a los formalismos, nos encontramos con una de las instituciones más arcaicas y a la vez garantistas de los derechos de los ciudadanos británicos: su Parlamento.

Analizaremos hoy los procedimientos de votación que se siguen en el Parlamento del Reino Unido, y en especial, en la Cámara de los Comunes.

Cámara de los Comunes

En primer lugar, debe repararse en un dato: la Cámara de los Comunes no es lo suficientemente grande para albergar a todos los miembros electos de la misma. Fruto de un sistema electoral brillante y que a juicio del que suscribe este artículo es uno de los más perfectos que existe en la actualidad –por acercar al representante político al ciudadano de a pie, que puede trasladarle sus problemas directamente; por hacer depender el voto del diputado a los deseos del electorado y a no la imposición del Partido Político que le designa; y porque da lugar a mayorías más holgadas que permiten una gobernabilidad y una estabilidad políticas indiscutible-, la Cámara de los Comunes se compone en la actualidad de 650 diputados. Pues bien: la sala no puede albergar a todos los diputados sentados, lo que facilitaría el voto electrónico como en el caso de España.

Así pues, ¿dónde están el resto de diputados? La respuesta es bien sencilla: en sus despachos, en los pasillos del Parlamento, en los bares que existen en el Parlamento o en las inmediaciones, en todo caso, de la House of Commons. De hecho, cuando se llama a votación (“Division! Clear the Lobby!”, grita el Speaker) suena una campana que se oye en todas las inmediaciones del Parlamento.

Toda vez que las Leyes o Estatutos se han debatido suficientemente a juicio del Speaker, llegan al punto en que deben ser votadas. En primer lugar, el Speaker establece la pregunta o question. Puede hacerlo de dos maneras: ‘The question is as on the order paper’ o bien ‘The Question is that… v.g. the Honorable Member be suspended from the House’. Luego dirá ‘As many as are of that opinion Say Aye’ (momento en el cual se escuchará a diputados gritando Aye! Que significa sí), ‘Of the contrary No’ (y se escuchará algunos ‘No!’, o muchos dependiendo de la votación). En la House of Lords, en vez de decir Aye y No, se dice Content y Not Content (más formal).

Si a juicio del Speaker existe división de opiniones, el Speaker llamará a División (Division! Clear the Lobby!), y la votación se producirá 8 minutos después de que suenen las campanas. En ese momento, los diputados que votan ‘Aye’ pasarán por una puerta (la de la derecha del Speaker, detrás de la bancada del Gobierno) y los que votan ‘No’ pasarán por otra puerta (la de la izquierda del Speaker, detrás de la bancada de la Leal Oposición). Aquellos que quieran abstenerse pueden quedarse en la Cámara, o bien, aunque no es frecuente, pasar por ambos pasillos.

El Speaker no vota, a no ser que haya un empate y el sentido de su voto debe ser acorde con los precedentes. Ello significa que el asunto debe quedar pendiente o debatirse más extensamente, si es posible, y que no se decida la cuestión por voto de calidad.

Normalmente se suelen nombrar a 4 diputados (Tellers) para que controlen junto con los funcionarios del Parlamento (Clerks) esta votación: cuando termina la votación, se recuentan los votos y presentan esta lista al Speaker. Éste anunciará el resultado de la votación: ‘The Ayes to the right… The Noes to the left…’. Acto seguido, anunciará cuál de los dos gana: ‘I think the Ayes/Noes have it, The Ayes/Noes have it’.

Uno de los mejores libros que he leído sobre el tema –aparte del Erskine May, el Manual de Procedimientos del Parlamento Británico- es precisamente un libro escrito allá por el año 1960 por el ya fallecido Manuel Fraga Iribarne, a la sazón Embajador de España en Londres -¿tendría algo que ver este libro con su nombramiento? Puede que esta cuestión la hayan tratado sus biógrafos-. A él les remito a ustedes, para que vean el extraordinario valor de la monarquía parlamentaria inglesa.

Por último, una anécdota de Joe Ashton, parlamentario inglés, sobre un voto muy reñido.

I remember the famous case of Leslie Spriggs, the then Member for St. Helens. We had a tied vote and he was brought to the House in an ambulance having suffered a severe heart attack. The two Whips went out to look in the ambulance and there was Leslie Spriggs laid there as though he was dead. I believe that John Stradling Thomas said to Joe Harper, “How do we know that he is alive?” So he leaned forward, turned the knob on the heart machine, the green light went around, and he said, “There, you’ve lost – it’s 311.” That is an absolutely true story. It is the sort of nonsense that used to happen. No one believes it, but it is true.

Vía| Divisions

Imagen| House of Commons

Youtube| Division

En QAH| El derecho británico (I): Estatutos o Actos del ParlamentoEl derecho británico (II): barristers y solicitors

RELACIONADOS