Historia 


El prerrománico en Italia

El arte prerrománico

Rávena

Palacio de Teodorico en Rávena

Se conoce con el nombre de arte prerrománico al que los historiadores le han clasificado como arte medieval temprano, en el que las manifestaciones artísticas comienzan a ser clasificadas por sus funciones decorativas y que preceden temporalmente a este estilo, son posteriores al periodo del clasicismo romano y van desarrollándose desde el siglo VI al XI por los pueblos bárbaros asentados en las provincias más antiguas del Imperio Romano de Europa Occidental, y que implanta las principales bases para el posterior nacimiento del primer estilo que se hace extensivo en toda Europa Occidental, combina una herencia clásica grecorromana junto a la cristiana, todo ello bajo la influencia oriental de Bizancio y los elementos decorativos ornamentales de los pueblos bárbaros. Se atribuye este arte a todas las obras que se han ido realizando en el  transcurso de los siglos VI, IX y X.

Prerrománico italiano

A la hora de hablar del arte prerrománico, es casi imprescindible presentarlo en su origen tal y como es el arte en sí, un concepto que engloba todas las creaciones que ha ido realizando el ser humano para expresar una percepción objetiva del mundo. En sus distintas ramas, siempre ha buscado recrear, representar la naturaleza dentro de una estética, ya sea mediante elementos escultóricos, arquitectónicos o pictóricos. Para identificar este arte, es necesario incluir únicamente las artes que aportan creaciones precursoras del románico, siendo las que se dan en la parte de la Alta edad Media, es una denominación historiográfica que comprende  el primer periodo del arte medieval, de los siglos VI hasta el X Europa Occidental. En la primera parte, se da el arte Merovingio que es arte de los pueblos francos, anteriores al año 800, estos constituyen el reino más importante  de los bárbaros en esta etapa que aparece se le denomina arte merovingio al ser Merodeo  su primer rey. El arte franco merovingio representa la fusión de los bárbaros y romanos. Utiliza en sus construcciones elementos muy pobres, pero que en manos de los maestros son restaurados en talleres artesanales, los aprovechan para su posterior uso en la construcción de criptas y baptisterios, un claro ejemplo de ello es el mausoleo de Teodorico.

La coronación en el año 800 de Carlomagno rey de los Francos por el Papa León III, llego a ser uno de los soberanos más poderosos de su tiempo, mientras permaneció su imperio dio lugar al periodo de arte medieval, el cual se extendió hasta final de este siglo.  Con la subida al trono de Carlomagno comienza un renacimiento artístico y cultural aportando el estilo de monasterio Benedictino el cual pasará a ser un modo básico de construcción a seguir por los maestros  de las escuelas canteras que edifican arquitectura religiosa en el periodo románico. Son la base de florecimiento del estilo Otoniano del sacro Imperio Germánico del siglo X, en el que combinan algunas corrientes bizantinas de la época, suponiendo todo ello una base muy importante, la que dará inicio al nacimiento y desarrollo del posterior estilo románico, dándose a partir del siglo XI. Comienzan las construcciones de iglesias de cuerpo central ortogonal con amplias bóvedas, Por otro lado está el arte carolingio que de igual modo contribuye en la formación del Imperio Romano enlazado a las manifestaciones autóctonas

Edificación Lombarda

Basílica San Giovanni Evangelista. Rávena.

En arquitectura, al carecer de una tradición constructiva los nuevos estilos que aparecen en Roma se basan en una rudeza técnica donde abunda la sobriedad que aportan las escuelas de maestros de las provincias romanas, utilizan un simbolismo con clara tendencia a las simplicidad y a la esquematización, en una búsqueda incesante por eliminar todo tipo de expresividad que hasta entonces había aportado el estilo  realista. Abundan  los elementos constructivos en los que destaca el arco de medio punto, un sistema abovedado que descansa sobre columnas de acarreo, resultando estéticamente edificios con muy poco volumen, con tendencia a esquematizar dando una gran importancia a la perspectiva en su profundidad en  la que aprovecha espacios para acoplar combinando elementos cristianos y  germánicos. Es un arte sencillo prefiriendo decorar sus construcciones de temática ornamental con motivos geométricos vegetales, en muy pocas ocasiones aparece representada la figura humana y animal. El prerrománico en Italia ha permanecido siempre con una tradición clásica romana, conservando formas estéticas, algo distintas a las de España y el resto de Europa.

Escultura prerrománica

Carlo Magno

Bajo relieve con representación escénica ecuestre de Carlo Magno

Comienzan a escasear las esculturas de grandes dimensiones dando lugar a la orfebrería y a la  ilustración de manuscritos, evolucionando hacia una enorme simplicidad, esquematizando formas, restando importancia a la apariencia real, matizando simbolismos, todo ello la finalidad que perseguía era la renuncia al realismo, se dedicó en parte a las enseñanzas bíblicas  de bajo relieves en piedra y con distintos capiteles, grandes pórticos,  usaron entre sus componentes elementos bizantinos. La escultura románica imitaba hábilmente a la naturaleza, tenían un canon escultórico en la rigidez de formas, simetrías forzadas, repetición de representaciones escénicas, generalmente eran algo toscos a la hora de ejecutar las obras.

Las esculturas que se han conservado de los Ostrogodos y Merovingios y que ocuparon gran parte de los territorios de Italia Teodorico  quería  infundir la época de Augusto y Trajano perpetuando sus nombres con figuras y monumentos dándoles fama, imitando al máximo obras de los Emperadores, en su corte de Rávena no pudieron construir bóveda aparejada. Construyó en su capital un palacio, de la fachada y aunque ya desfigurados se conservan algunos restos, en algunas zonas donde fue utilizada la figura humana como medio de representación se le puede ver en mosaico formando parte de la iconografía que refleja la Iglesia de San Apolinar. La mayoría de los monumentos construidos por los Godos en Italia tenían revestimientos marmóreos y canceles con decoración alusiva a temas que aparecen en piedras, formas empleadas para fíbulas, ornamentar joyas y armas.

Vía| Guindo

Imágenes| Wikipedia

En QAH| Fulcanelli y el misterio de las catedrales

RELACIONADOS