Cultura y Sociedad, Historia 


El posmodernismo: el arte de cuestionarlo todo

Are you here Crédito: Antonio Floria

Are you here
Crédito: Antonio Floria

El término “posmoderno” alude a la aceptación de la dinámica posmoderna por parte de la sociedad, que pretende ser una reacción al modernismo que terminó a mediados de la década de los sesenta. Asumido como una convención no sabemos si es una moda más, una tendencia acaparadora del débil mercado artístico o un cambio de sensibilidad en el gusto de un período histórico diferente.

Hacia la década de los años 70 del siglo pasado se habían agotado la credibilidad en las vanguardias, no así la capacidad creativa de los artistas. Esta capacidad creativa cobrará un nuevo impulso, haciendo desaparecer los movimientos artísticos como tales, considerándose más como tendencias. Un aspecto importante que cabe destacar del postmodernismo es que ofrece una oportunidad de reconocimiento a muchos más artistas. Dentro de ésta pluralidad, lo más avanzado puede parecer de lo más habitual. No todos estos artistas aceptarán la etiqueta de posmodernos.

Un punto de inflexión en este cambio de tendencia fue la Documenta de Kassel de 1982. Documenta es una muestra de arte de vanguardia a nivel internacional que se celebra cada cinco años en la ciudad alemana de Kassel. Es uno de los eventos artísticos más importantes. La muestra de 1982 se presentó como la del fin de la vanguardia. Mezclando todos los grupos y tendencias, y rompiendo con la forma de analizar el arte hasta ese momento.

En palabras de Gompertz, “el artista posmoderno considera que cualquier nueva Gran Idea está condenada al fracaso, igual que los demás grandes relatos del siglo XX, como el comunismo y el capitalismo”. El modernismo tenía unos límites de los cuales carece el posmodernismo, que es un movimiento ecléctico y utiliza para expresarse todos los elementos a su alcance sin ningún tipo de servidumbre a los estilos. El artista posmoderno quiere experimentar, es un insolente y mantiene una cínica distancia con el espectador. Se podría decir que el artista posmoderno lo cuestiona absolutamente todo.

11septiembre2001 Crédito: Antonio Floria

11septiembre2001
Crédito: Antonio Floria

En este ámbito podemos encuadrar la obra de Antonio Floria que nos ofrece un recorrido profundo sobre la ubicación del hombre en el mundo que le rodea. Con diversos premios y menciones en su currículo el artista zaragozano quiere poner en evidencia la forma de vida del ser humano en las ciudades y su relación con la dureza de este entorno. Capaz de sorprender al espectador con pinceladas que distorsionan la realidad de la escena cuando menos se lo espera. Cuestiones que aborda desde varios puntos de vista con el empleo de diversas técnicas y materiales. Desde una técnica mixta en la que trata las imágenes como un collage de capas superpuestas que van ganando densidad, mientras deja zonas prácticamente transparentes, hasta la utilización del tratamiento digital de imágenes para ofrecernos una realidad distinta, en la que más de una persona se verá reflejada. El talento del pintor aragonés se muestra en todo su esplendor ya desde algunos de sus dibujos preparatorios. Mostrándonos su carácter más íntimo que denota el interés por el acercamiento hacia el público. Capaz de experimentar con diversas texturas, soportes y materiales, este artista de escuela se define a sí mismo como un conglomerado de estilos autoimpuestos.

“Me gusta experimentar con mis obras, pero una vez que alcanzo el objetivo me aburro y decido probar cosas nuevas”

Antonio Floria

No hay un término general para el arte surgido entre el final del s. XX y el principio del XXI pero oficialmente, parece que el posmodernismo es el último de los ismos hasta la fecha.

 

En colaboración con QAH| Dave Meler Blog

Vía| E.H. Gombrich, “La historia del arte”, 1997, 16ª edic. Debate. Simón Marchán Fiz, “Del arte objetual al arte de concepto”, 1994, 6ª edic. Akal. Francisco Calvo Serraller, “El arte contemporáneo”, 2001. Taurus. Will Gompertz, “¿Que estás mirando? 150 años de arte moderno”, 2012. Taurus.

Más Información| Antonio Floria

Imagen| Antonio Floria

RELACIONADOS