Especial Donald Trump, Política 


El populismo de Trump alcanza Pennsylvania Av.

Una y otra vez que se escuche el discurso de Trump no puede negarse lo innegable; está ahí y está sucediendo. El mayor periodo de consenso y solidaridad estadounidense de los últimos 20 años ha dado a su fin y da comienzo una época incierta en la que ni los propios asesores de Trump parecen estar seguros de como se desarrollará la política del presidente electo.

Si analizamos el discurso de Donald John Trump, encontramos un discurso mucho más madurado, lejos de los improvisados “gracias” y “que Dios os bendiga”. Este discurso es uno de los más importantes que ha dado en su vida y cuida desde la indumentaria (con su característica corbata roja), hasta sus movimientos durante el discurso: tratando de transmitir fuerza y diálogo.

En lo visual, vemos a un Trump confiado, seguro de sus gestos y con una expresión dura. Tanto como ese paternalismo que promete aplicar para su país.

1484849061_485065_1484868050_album_normal

Donald Trump cree que es hora de ponerse a trabajar, y lo hace como cabeza de familia.

En su obra “No pienses en un elefante”, George Lakoff define el modelo de presidente que buscan los conservadores estadounidenses: un padre de familia que simbolice protección, a la par que les apremie a luchar por sus objetivos y a sentirse autorrealizados. Esa es la figura que buscan en D. Trump, y que en su discurso se muestra presente.

En su discurso de toma de posesión, el presidente electo alude directamente a aquellos escépticos de la política que se encuentran en lo más profundo de los EE.UU. y cuyo vínculo con el poder de la capital del Potomac sienten lejano y difuso.

Términos como “protección”, “recuperar”, “Destino”, “Dios”, “justicia” y “nación” se encuentran muy presentes en su discurso. Su posición 1484924233_975945_1484940308_album_normalrespecto a la política internacional es clara: recuperaremos las fábricas, la seguridad y las fronteras. Lejos de una doctrina expansionista de ocupación y conquista, proyectos como el de construir un muro en la frontera con México da muestra de su interés por reforzar su frontera sur e imponer políticas proteccionistas, como la revisión del acuerdo comercial transpacífico y hacer de su política comercial un proyecto puramente doméstico. Una diferencia clara respecto a las ideas de su predecesor por abrir fronteras.

Las alianzas que mantiene EE.UU. con otras naciones también serán revisadas“, en clara alusión a acuerdos de cooperación y asistencia militar como la OTAN, así como sus relaciones con Putin, congeladas en las épocas de Bush Jr. y Obama, más centrados en sus socios Europeos. La política de Trump frente a Europa es de profundo recelo frente a los éxitos comunitarios de estabilidad y prosperidad, poniendo de manifiesto los problemas migratorios, de funcionamiento y presupuestarios de la UE. Sus declaraciones “pro-brexit” manifiestan una oportunidad para la Unión Europea de hacer más Europa y salvar las dependencias que tiene a día de hoy con los EE.UU.

Por otro lado, el discurso de Trump está claramente enfocado a la población rural y campesina del centro y centro-oeste de su nación. Un mensaje populista, como ya hiciera durante su campaña, que busca la autarquía y la vuelta a los valores de la doctrina Monroe (mediante la que los estadounidenses vivieron el paso del siglo XIX al XX y cuya ruptura supuso su entrada en la I Guerra Mundial).

1484924233_975945_1484940927_album_normalAl grito de “America’s first”, el 45vo presidente de los Estados Unidos, marca con el neoconservadurismo y fanatismo religioso, una nueva y desconcertante época de política estadounidense a escala global, dejando muy claro que su tono desafiante y antistablisment prevalecerá con un alcance y repercusiones futuras que aún no somos capaces de prever.

 
* Más información|LAKOFF, G. “No pienses en un elefante”. Ed. Complutense, 2004.
* Imagen|Elperiodico.com/ ElPaís.com
* En QAH|(OTAN: Caminando separadosLas relaciones EEUU y Cuba: giro al neoconservadurismo de Trump y adiós al revolucionario)

RELACIONADOS