Actualidad Económica, Economía y Empresa 


El poder del BCE y el referéndum italiano

Una de las noticias que ronda la cartelera de todos los informativos estos días es la negativa de los italianos al referéndum de reforma de la Constitución propuesta por el primer ministro, Matteo Renzi. Así, la clara victoria del “no” al referéndum ha llevado al presidente italiano a mostrar su dimisión, lo que llevará seguramente al país transalpino a tener volver a convocar elecciones anticipadas.

Al margen de este nuevo periodo de incertidumbre política, la situación económica no parece salir ilesa de este suceso. Con la dimisión del primer ministro quedando en entredicho algunas de las medidas que su gobierno esperaba tomar para apoyar la economía, entre las que destacan “los incentivos a la innovación o una rebaja fiscal”, poniéndose en riesgo la actividad para los próximos trimestres.

De este modo, la recuperación de la economía italiana continúa siendo frágil, esperándose para 2017 un crecimiento por debajo del 1%. A su vez, las reformas del mercado de trabajo no han sido suficientes para combatir a una tasa de desempleo que hoy en día todavía ronda el 11%.

Uno de los principales riesgos que atemoriza a los distintos Estados miembro de la Unión Europea, es la posibilidad de que la crisis italiana pueda transformarse a corto plazo en una crisis de la Eurozona, contagiando especialmente a países como Portugal o España.

2011_italian_referendums

Referéndum italiano

Ahora bien, ¿cuál ha sido la reacción de los mercados europeos ante este suceso? Dada la posibilidad de que la crisis italiana pueda afectar a ciertos países de la Zona Euro, lo que se esperaba es que los mercados reaccionasen con fuertes bajadas y no al alza como lo hicieron. Así, el mercado nos ha vuelto a demostrar, que éste reacciona como quiere y no como se esperaba, al igual que pasó con el Brexit o la victoria de Donald Trump.

En este caso, aunque el mercado haya reaccionado de una manera totalmente opuesta a lo que se esperaba, todo tiene una explicación. Así, el hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) esté preparado para inyectar liquidez (mediante el QE o TLRO)  en caso de que sea necesario, y vaya a estar alerta de cualquier riesgo de fragmentación o contagio a los mercados ha tranquilizado a los mercados ha tranquilizado a los mercados europeos.

En definitiva, la clara victoria del “no” al referéndum por parte de los italianos auguraba una mala racha para las bolsas europeas, que ha resultado ser contraria gracias a la disposición por parte del BCE de inyectar liquidez a los mercados en caso de que resulte necesario. A pesar de las cifras al alza de los mercados europeos, el mercado italiano fue el único que reaccionó como se esperaba, mostrando bajadas en sus valores cotizados. Al mismo tiempo, la situación política y económica parece volverse a resentir ante la negativa al referéndum, aunque para saber cuáles van a ser las verdaderas consecuencias solo queda esperar y ver qué pasa.

Vía| Elaboración propia, Finanzas.com
Más información| Estrategias de inversión
Imagen| Referendum, Turner.com
En QAH| ¿Quo Vadis, Italia? Quién gana y quién pierde tras el referéndum para la reforma constitucional

RELACIONADOS