Cultura y Sociedad 


El placer de revisionar series

¿Volverías a ver la serie Breaking Bad completa, aprovechando un hueco en tu calendario seriéfilo? Durante cinco años tuve la suerte de disfrutar de esa maravilla de la ficción televisiva, una serie que entró en el panorama seriéfilo despacio, sin hacer mucho ruido, pero que en sus últimas temporadas acabó siendo la sensación televisiva con millones de seguidores. Breaking Bad ha dado mucho de qué hablar y se han escrito ríos de tinta sobre lo mucho que ha influenciado a otras grandes series, abriendo puertas y ampliando horizontes.

Volver a ver series de la altura de 'Breaking Bad' es una actividad muy recomendable

Volver a ver series de la altura de ‘Breaking Bad’ es una actividad muy recomendable

No soy habitual de volver a ver series, así que me sorprendí al comprobar lo mucho que estaba disfrutando al revisionar la serie al completo. En el mundo de la ficción televisiva los espóilers (echar a perder una parte importante de la trama anunciando algo que va a ocurrir) son un tema tabú, que produce cabreos y enfados porque, en teoría, el conocimiento de eventos futuros resta interés al visionado. En cambio, el conocimiento de lo que va a pasar porque ya se ha visto, en el caso de series elaboradas con guiones hilvanados, intérpretes con oficio y buena mano en la dirección, añade profundidad y entendimiento. Cuando las tramas son complejas, con distintas líneas narrativas, el revisionado permite entenderlas mejor, disfrutarlas. Admirarlas. Porque nunca se percibe igual una serie la segunda vez, ya que se disfruta de manera diferente.

De la misma manera que uno no se cansa de ver obras maestras del celuloide como CasablancaBlade Runner o Centauros del desierto, no se puede decir lo mismo de buenas películas como La lista de SchindlerForrest Gump o Thelma & Louise. Algo parecido ocurre con las series televisivas dentro de su dimensión dosificada por episodios. Se disfruta a lo grande revisionando Los SopranoThe Wire, los grandes clásicos de HBO. Pero no ocurre lo mismo con Dexter, una gran serie que fue alargada en exceso y se remató torpemente. Ni con Perdidos, ni con The Honourable Woman. Si bien puede que en una película pases por alto algún detalle o elemento narrativo, en una serie compleja de 90 episodios es muy fácil que se te escapen uno, cinco o veinte. Es por ello que las obras maestras de la ficción televisiva ganan con los revisionados porque te permiten profundizar y entender la trama, permitiendo disfrutar y gozar con esos momentos sublimes que sabes que van a pasar.

Vía| AMC Networks

Más información| Blog Seriously

Imagen| Breaking Bad

RELACIONADOS