Cultura y Sociedad 


El origen de las tragaperras

Las tragaperras son un entretenimiento que no pierde vigencia y que sigue evolucionando ya sea a través de las apps o en la web, donde la mejora y novedades de muchas de las plataformas te permiten jugar a las tragaperras gratis desde cualquier parte. Pero alguna vez te has preguntado ¿Cuál es el origen de las máquinas tragamonedas?

El origen de las tragaperras

El origen de las tragaperras

En 1897 un ingeniero mecánico llamado Charles Fey diseñó la primera máquina que funcionaba a monedas y con una palanca: si al tirar de la misma el resultado eran 3 campanas, se ganaban diez monedas de 25 centavos de dólar, un suculento premio en esas épocas. Como el símbolo era la campana de la libertad, se la bautizó Liberty Bell.

En un principio las máquinas sólo eran utilizadas por gentes de bajos recursos y a la vista de las enormes instalaciones que hoy ocupan en los casinos, sorprende saber que las primeras tragaperras que se introdujeron en las salas de juego, tenían como único fin proporcionar una lucrativa distracción a las esposas de los jugadores, mientras éstos se dedicaban a entretenimientos lúdicos de corte más varonil.

Esta gran idea la tuvo el tristemente célebre Bugsy Siegel, jefe del crimen organizado que invirtió en máquinas tragaperras, cuando después de la legalización del juego en Las Vegas inauguró el primer casino de la ciudad llamado el Flamingo Hilton.

La empresa Bally Technologies, fue la que creó la máquina tragamonedas electromagnética a principios de la década de los 60. El prototipo se llamó Honey Money (dinero dulce) y gracias a él se generalizó su uso a nivel mundial.

1024px-Slot_machines_3

A partir de los años 70 los slots, como se las conoce en Estados Unidos, evolucionaron rápidamente. Primero fue gracias a los nuevos materiales, la funcionalidad de las máquinas y la introducción del uso del microchip electrónico y en los 80 el generador de números aleatorios logró que las máquinas no pudieran ser alteradas, asegurándo a sus dueños la imposibilidad de que se hicieran trampas con ellas.

De allí se pasó a las pantallas de videos, que no fue una modificación que los usuarios festejaran, pero finalmente se adaptaron, sobre todo cuando se agregaron a las tragaperras electrónicas los ruidos originales de los primeros slots y ya nadie pudo parar el éxito ascendente de las mismas.

En 1995 surgieron los casinos en línea y las máquinas tragamonedas fueron una de las primeras adaptaciones para Internet. Hoy en día son muchísimos los usuarios que juegan desde todas las partes del mundo.

RELACIONADOS