Cultura y Sociedad, Historia 


El origen de la universidad

El nacimiento de la universidad se remonta al siglo XIII, pero hay que echar la vista algo más atrás para conocer sus orígenes. A comienzos de la Edad Media, el conocimiento y la educación eran exclusivos de las escuelas de monasterios y catedrales. Algunas de esas escuelas recibían alumnos de fuera de sus diócesis a los que se les otorgaban títulos por sus estudios con validez fuera de ellas. Estas escuelas, germen de la institución universitaria, recibieron el grado de Studium Generale. Más adelante, en el siglo XII, tanto los profesores como los alumnos comienzan a agruparse y crear comunidades. El nacimiento de la universidad estaba más cerca.

Aunque distintas ciudades compiten por el honor de haber visto nacer la primera universidad, parece que fue Bolonia en los primeros años del siglo XIII la primera en tener estudios reconocidos internacionalmente y estatutos propios. En aquellos primeros años, el rector de la universidad era elegido por los estudiantes. Más tarde llegaría la Universidad de París, que se llamó Colegio de Sorbona y que surgió de la unión de las escuelas de Notre Dame, San Víctor y Santa Genoveva. La Universidad de Oxford nació para evitar que los estudiantes británicos tuvieran que trasladarse al continente a recibir la educación superior.

En España no fue la Universidad de Salamanca la primera en crearse, como se piensa generalmente, sino la de Palencia. Lo que sucede es que esa universidad desapareció muy rápido. A finales de 1218 o comienzos de 1219, Alfonso IX fundó el Studium Salmantino, la Universidad de Salamanca actual que sí es, por lo tanto, la más antigua de cuantas existen hoy en día en España. Alfonso X protegió el Estudio Salmantino y le otorgó su Estatuto en 1254, donde se sientan las bases para regular el funcionamiento de la institución. Otro rey, Sancho IV, fue importante en el nacimiento de distintas universidades. Fue él quien otorgó  las tercias de Valladolid al Estudio de aquella ciudad en 1292. También Sancho IV estuvo detrás de la creación del Estudio de Escuelas Generales de Alcalá, que sería dos siglos después la Universidad Complutense del Cardenal Cisneros.

El final de la Edad Media trae aires nuevos a esta institución. A finales del siglo XV y durante el XVI, la relación de la universidad con la monarquía será muy estrecha en España y los Reyes Católicos le conceden nuevos privilegios y estatutos.  Hubo una gran expansión en este periodo. En 1475 había ocho universidades con grados reconocidos. En 1625 ya existían 32. La institución universitaria contó en sus primeros años con el apoyo de la Iglesia y de la monarquía, por lo que se considera hija de la cristiandad europea medieval.

Vía| Protocolo

Más información| Universia

Imagen| Visitarespaña

RELACIONADOS