Cultura y Sociedad 


El origen de la Lotería de Navidad

Cada 22 de diciembre invade millones de hogares, lugares de trabajo, reunión  o encuentro. A veces, se hace casi inevitable tropezar con ella  o nos sorprende en forma de regalo de algún familiar o amigo, acaba siempre colándose en el attrezzo navideño y  se apodera así de las ilusiones de un sinnúmero de españoles.

Hace ahora casi doscientos cincuenta años de la  primera celebración del sorteo de la lotería y aunque el término Sorteo de Navidad como lo conocemos hoy en día no se introdujo hasta la celebración del mismo el 23 de diciembre de 1892, la fecha de su celebración sí que nos anunciaba ya el advenimiento de tan popular festividad. Se trata de un juego exportado desde Nápoles  que tuvo lugar por primera vez  el 10 de diciembre de 1763 en la sala principal del entonces Ministerio de Hacienda situado en la Calle Mayor de Madrid. Nos encontramos en el reinado de Carlos III  quien antes de ser monarca de España ostentó el título de duque de Parma y Rey de Nápoles y quien asesorado por uno de sus colaboradores italianos, el marqués de Esquilache, introdujo en España la beneficiata, nombre con el que se conocía a la lotería en Nápoles.

El objetivo no era otro que incrementar la recaudación para la Tesorería del Reino de España. Se puso en marcha como una medida económica más del gobierno pero  acompañada de  una  campaña publicitaria sin precedentes que tiempo más tarde serviría de precursora a las actuales. A través de un Real Decreto se establecieron las bases del juego así como el destino de las ganancias que no serían otros que instituciones benéficas y dotes para doncellas pobres. Se trataba de una lotería de 90 números de los que se extraían cinco estando cada uno de ellos asociado al nombre de una doncella. Los números escritos en papeletas se introdujeron en bolas huecas y éstas en una caja de metal labrada.

El día del  sorteo  se dieron cita en la sala numerosos ministros entre una multitud de  curiosos. Pero quien tampoco  faltó  a su cita en aquella primera celebración  fue un niño huérfano de San Ildefonso a quien disfrazaron con una túnica blanca y peluca rubia, como si fuera un ángel, para ser la mano inocente que sacara las papeletas de la caja.

Más tarde, el 18 de diciembre de 1812 tendría lugar el primer sorteo  tal y como lo conocemos hoy en día, se celebró en la ciudad de Cádiz  con el nombre de  Lotería Moderna para diferenciarla de la lotería Primitiva que en su día introdujo el marqués de Esquilache.  El primer gran premio ‘Gordo’ recayó en el número 03604.

La celebración de la Lotería de Navidad ha sufrido numerosos cambios a lo largo de la historia y viene precedida por campañas publicitarias de gran impacto emotivo que con los años han ido ganando bastante popularidad. Los procedimientos han cambiado, los lugares donde adquirirla han ganado en encanto, siendo hoy la administración Doña Manolita la más famosa en España por la cantidad de premios entregados. Pero los futuros agraciados, siguen tentando a la suerte,  la ilusión que el sorteo reparte sigue intacta, recordándonos, que la navidad está cerca y que sólo de ilusiones por unos días también puede vivir el hombre.

 

 

Vía| www.laloterianavidad.com

Más información| loteriasyapuestas.es

Imágen|Flickr – Autor  Álvaro Ibáñez

Video| youtube – spot Sorteo de Navidad de 2004

 

RELACIONADOS