Cultura y Sociedad, Historia 


El origen de la cerveza

 

Ahora en verano cuando el calor más aprieta y los españoles huimos del interior para poblar las costas, sea probablemente la estación en la que la ingesta de cerveza se multiplique sobremanera. Una bebida que va de la mano del ser humano desde los orígenes de su historia y es que el zumo de cebada nos acompaña desde que los primeros grupos humanos cambiaron la caza por la agricultura en la zona del Creciente Fértil, es decir, entre los valles del Tigris y el Eúfrates, donde esta transformación al sedentarismo propiciaría la creación de esta bebida alcohólica.

Representación de Ninkasi, la diosa mesopotámica elaboradora de la cerveza a la que se escribió un himno detallando el proceso de fabricación de la bebida.

Representación de Ninkasi, la diosa mesopotámica elaboradora de la cerveza a la que se escribió un himno detallando el proceso de fabricación de la bebida.

Es entre el 4000 y el 3500 a.C. cuando los historiadores datan aproximadamente la aparición de la cerveza en la zona del Próximo Oriente Asiático ya que se conoce gracias a la arqueología, que cereales como la cebada y el trigo eran fermentados generando esta bebida.

Serían las culturas sumeria, en el curso bajo del Eúfrates y el Tigris, y egipcia, las que hablarían de esta primitiva cerveza en sus fuentes arqueológicas y escritas.

En su inicio debemos pensar que la cerveza era concebida como un producto alimenticio básico en la dieta de la población egipcia y mesopotámica ya que era más bien una sopa o papilla espesa. La cerveza líquida era consumida por las élites sociales en tinajas y usando una pajilla, ya que la espuma superior de la bebida contenía trozos vegetales que debían ser evitados. La cerveza no se tapaba, así que se consumía sin gas y a temperatura ambiente o levemente fría gracias a su almacenaje en cuevas o cerca de un río.

Se convierte por lo tanto en la bebida básica de Mesopotamia y Egipto, tanto es así que para los sumerios fueron los dioses los que entregaron la cerveza al hombre y en la sociedad egipcia formaba parte de la ofrenda a las divinidades.

Fue en la época helenística en Egipto cuando la cerveza se extenderá por el Mediterráneo aunque los griegos ya conocían este tipo de bebida gracias a la cerveza de centeno que fabricaban los tracios y los frigios. Sin embargo, al igual que los romanos, los griegos preferirán el vino y la cerveza quedaría para el consumo de los escalones más bajos de la sociedad. En época romana, el zumo de cebada sería distintivo de los pueblos bárbaros mientras que la sociedad mediterránea se inclinaría por el vino generando la dualidad entre vino y cerveza que persiste hoy día para las bebidas alcohólicas básicas en su elaboración.

Egipcio consumiendo cerveza con una pajilla para evitar las impurezas de la espuma.

Egipcio consumiendo cerveza con una pajilla para evitar las impurezas de la espuma.

La explicación para esta dualidad es fácil. Las tierras más cercanas al Mediterráneo son más propicias para el cultivo de la vid y las más septentrionales no permiten la fabricación de un vino de cierta calidad por eso hoy día países como España, Francia o Italia generan un vino de alto nivel y los países de Centroeuropa o nórdicos poseen una cerveza que supera a la de los europeos meridionales, lo que no significa que en el sur de Europa no se conciba la cerveza como bebida alcohólica básica.

De forma breve y muy resumida el origen de esta bebida queda explicado, de modo que cuando disfrutéis de una buena cerveza este verano pensad en la Historia y no olvidéis las palabras atribuidas a Platón “Fue un hombre sabio aquel que inventó la cerveza”.

 

Vía| José Miguel Serrano y Joaquín Sanmartín, Historia Antigua del Próximo Oriente: Mesopotamia y Egipto, Madrid: Akal, 2008.

Más información| Himno a Ninkasi (aprox. 4000 a.C.).

Imágenes| Ilustración egipcia, Ninkasi.

En QAH| Elaboración de cerveza hace 3500 años.

RELACIONADOS