Patrimonio 


El Neoimpresionismo de Georges Seurat: Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte

 

Georges Seurat nace en París en 1859. Hijo de familia burguesa, comienza sus estudios en la escuela de Bellas Artes en 1878. Es allí, donde Seurat desarrolla sus primeras obras pictóricas y comienza a interesarse por una serie de publicaciones, como el Tratado de pintura de Leonardo da Vinci y Los fenómenos de la visión. Son estas lecturas las que le llevarán a profundizar en la composición de la luz, la perspectiva y la armonía, aplicadas a la representación pictórica. Además de ello , tras abandonar la escuela de Bellas Artes, debido a sus mediocres resultados, comienza a copiar obras de artistas como Rafael, Holbein y Poussin. Todo esto, junto a los conocimientos obtenidos de otros escritos, fueron el germen de la técnica que posteriormente crearía, el puntillismo o divisionismo.

seurat-asnieres

Bañistas de Asnières (1884)

En 1880 tras un periplo por la academia militar Brest regresa a París. Allí alquilará un estudio donde profundizará sus reflexiones sobre la luz y el color. Será ya, en 1883 cuando establezca sus temáticas más habituales: el paisaje y a vida cotidiana. Este hecho se hará presente en obras como los Bañistas de Asnières (1884).

Es en este mismo año, en el comienza la creación de la que será su obra más conocida, que se convertiría en uno de los iconos de la pintura del siglo XIX, Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte (1884-1886). En ella, se aplica su concepto sobre la mezcla óptica de colores, sustituyendo la mezcla de color por la descomposición del mismo, aplicando pequeñas pinceladas de colores puros que, según palabras del propio Seurat “provoca una luminosidad mucho más intensa que la mezcla de pigmentos”. Éste, denominó cromoluminismo a dicho método, que hoy conocemos como puntillismo. Seurat aplicaba el principio impresionista relativo a los colores puros, con mayor rigidez, generando que la mezcla se produzca en el ojo del propio espectador. Este hecho suponía que el abandono de la pincelada libre y amplia de los pintores impresionistas, utilizando en cambio, pinceladas concisas, con mínimos toques de color, sacrificando cualquier manejo expresivo del pincel, algo típicamente impresionista. Fue el crítico de arte Félix Fénénon quien acuñó en 1887, el término Neoimpresionismo, con la intención de englobar a los artistas que practicaban este método.

Georges_Seurat_031

Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte (1884-1886)

En la obra, el autor muestra un minucioso detalle a la hora de tratar a los personajes y al paisaje, habiendo realizado un total de 33 estudios antes de comenzar la pintura. Este hecho se debe la intención del autor de conseguir la mayor exactitud posible, guardando algunos elementos comunes con los Bañistas de Asnières, como la línea diagonal en la ribera del río.

Asimismo, el lienzo también pudo estar inspirado en pinturas contemporáneas, conocidas por él, como el Desayuno sobre la hierba (1863) de Manet, con una escena costumbrista similar o el óleo de Lorenzo Costa, Alegoría de la corte de Isabel del Este (1504) en el que pudo haberse fijado en una de sus visitas al Museo del Louvre. Georges Seurat continuó con su producción, siendo incomprendido en la época, hasta morir de difteria en 1891, sin haber podido completar los estudios que había formulado en torno a la pintura.

Vía| GRENIER, C. (1992) Seurat: Catalogo completo, Madrid, Akal

Más información| EISENMAN, S (2001) Historia crítica del arte del siglo XIX, Madrid, Akal

Imágenes| Bañistas, Grande Jatte

 

RELACIONADOS