Trending 


El misterio del Bitcoin

Nacida ya bien entrada la era digital y cuando ya las transacciones electrónicas y el comercio online han desplazado a la moneda física al patio de la pequeña compra doméstica, BITCOIN intenta ir un paso más allá en la digitalización del dinero.

BITCOIN es un sistema de pago entre miembros de una comunidad virtual formada por redes sociales, que funciona de manera descentralizada  – no existe un banco central emisor –  y que ajusta el valor de su unidad de cambio – bitcoin – siguiendo con precisión un protocolo matemático.

bitcoin-106808_1280

 

Para utilizarlo basta con descargarse de Internet una aplicación gratuita de código abierto compatible con los principales sistemas operativos.  Esta aplicación, que también hace las veces de cartera digital, nos permite adquirir bitcoins, bien aceptándolas como pago por bienes o servicios o comprándolas a terceros. La seguridad está garantizada por la propia aplicación pero depende del titular de la cuenta.

 

BITCOIN cada vez tiene más usuarios y es aceptada para un mayor tipo de pagos.  Durante su corta vida ha demostrado ser la forma más eficiente para realizar cualquier tipo de transacción electrónica de “dinero”.  BITCOIN permite pagos y cobros instantáneos desde cualquier punto del planeta y en tiempo real.  Pagos y cobros anónimos, exentos de gastos bancarios y de controles o supervisión administrativa.  Aunque esto último tenga ya sus días contados desde que hace tan solo unos meses las autoridades federales norteamericanas hayan mostrado interés en equiparar, de alguna forma,  a la bitcoin con el dólar.

Economistas de primera fila y prestigiosos tecnólogos coinciden en afirmar que BITCOIN o algo muy parecido, será el futuro de la economía y que, al igual que nos hemos acostumbrado al “dinero de plástico”, debemos ir habituándonos al “dinero virtual”

Pero, quizás es demasiado pronto todavía.  Por una parte, está la volatilidad del valor de las bitcoins, que ha demostrado ser explosiva. Su cotización depende, en última instancia, de valores tan inestables como la “confianza” del mercado, su “popularidad” en la red y su mayor o menor uso por empresas, páginas web y servicios.  Además, está también la cuestión de la seguridad: al dirimirse dentro un mundo digital sin cámaras del todo acorazadas y sin un regulador que respalde nuestros fondos, una velada incertidumbre rodea todo el sistema BITCOIM.  Recientemente el robo del 6% del total de BITOCOINS en circulación (350 millones de dólares) y la súbita de desaparición de su mayor plataforma de cotización, supuso una depreciación del 22% de su valor.  Algo impensable para una moneda que pretende ser de circulación legal y aceptada en el sistema económico y financiero mundial.

No debemos dar la espalda al natural devenir de los nuevos hábitos propulsados por las nuevas tecnologías, pero cuando estos afectan a temas tan elevados como nuestro propio bolsillo, quizás lo que más convenga es mantenerse informado y alerta dando tiempo a que maduren.  ¿Precaución frente a Innovación?

¿Tú qué opinas?

Por Juan Canut

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/104121/participar-sistema-pago-bitcoin"]
RELACIONADOS