Jurídico 


¿Qué es el Ministerio Fiscal?

¡A través del presente artículo analizaremos los aspectos de mayor interés que la Constitución (a partir de ahora, CE) y la Ley 50/1981 le atribuyen al Ministerio Fiscal (en adelante, MF).

Comencemos –respetando el principio de jerarquía normativa- por la Constitución. Es el artículo 124 de la Carta Magna quien nos indica la misión del MF, la manera en que éste ejercerá sus funciones y la necesidad de una ley que regule el estatuto orgánico del MF. A su vez, el punto cuarto del mismo artículo, hace referencia al modo de elección del Fiscal General del Estado. Veamos qué es exactamente lo que dice la CE: “124.1. El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la Ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social. 2. El Ministerio Fiscal ejerce sus funciones por medio de órganos propios conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad. 3. La Ley regulará el estatuto orgánico del Ministerio Fiscal. 4. El Fiscal General del Estado será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial.”

En virtud de lo establecido en el artículo 124.3. de la CE, se aprobó la Ley 50/1981, por la que se regula el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal. Así -después de observar que el artículo uno de la ley es prácticamente idéntico al 124.1. de la CE- el artículo 2.1. de la Ley 50/1981 nos indica lo siguiente: “El Ministerio Fiscal es un órgano de relevancia constitucional con personalidad jurídica propia, integrado con autonomía funcional en el Poder Judicial, y ejerce su misión por medio de órganos propios, conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad.”

Las funciones del MF se recogen en los artículos 3, 4 y 5 de la Ley 50/1981 –que vienen a desarrollar lo que brevemente afirma al respecto la CE- y los artículos 6 y 7 nos indican qué es lo que debemos entender  por los principios de legalidad e imparcialidad. Dando un pequeño salto, en el artículo 12 se nos detalla cuáles son los órganos del MF (el Fiscal General del Estado, el Consejo Fiscal, etc.) y en el artículo 22  se nos recuerda tanto el principio de unidad –concretamente en el punto primero que afirma que “El Ministerio Fiscal es único para todo el Estado” como el principio de dependencia jerárquica (art.22.2.) “El Fiscal General del Estado ostenta la jefatura superior del Ministerio Fiscal y su representación en todo el territorio español. A él corresponde impartir las órdenes e instrucciones convenientes al servicio y al orden interno de la institución y, en general, la dirección e inspección del Ministerio Fiscal.

El artículo 25.I vuelve a insistir en la capacidad de dar órdenes e instrucciones que tiene el Fiscal General del Estado (“El Fiscal General del Estado podrá impartir a sus subordinados las órdenes e instrucciones convenientes al servicio y al ejercicio de las funciones, tanto de carácter general como referidas a asuntos específicos.”) y por último, debemos recordar que tal como nos indica el artículo 28.I. no cabe opción de recusar a los miembros del MF.

RELACIONADOS