Actualidad Económica, Economía y Empresa 


El miedo sigue estando presente en las bolsas

La tónica bajista continúa en las bolsas y claramente estamos en el segundo mayor impulso bajista que han vivido las Bolsas europeas desde que hicieron mínimos en marzo de 2009, sólo superado por el que tuvo lugar entre mayo y septiembre del 2011. La actual caída supera a la que vimos este verano, entre los meses de agosto y septiembre.

La perforación del suelo del mercado, situado en los mínimos en el último agosto en los principales selectivos occidentales (DAX alemán, S&P500), convierte en dramática una situación que venía siendo muy preocupante.

Bolsa_de_comercio_gran

Los inversores temen un claro impacto en el crecimiento de la economía mundial propiciado por una combinación de circunstancias. Las enormes dificultades que atraviesan los productores de petróleo y materias primas, las permanentes dudas que genera la economía China, la más que probable desaceleración de EE.UU (cuyos datos macroeconómicos, a excepción de los de empleo, no paran de empeorar), y el estancamiento europeo, forman un desapacible cóctel.

De todas maneras cabe recordar, que siempre que ha habido una corrección superior al 15% en los últimos años, tras tocar suelo, se han producido rápidos rebote superiores al 10%. Así ocurrió a mediados de septiembre de 2011, tras caer cerca de un 30% desde mayo. Un mes después, las Bolsas recuperaba un 17% de media en Europa. Desde mediados de marzo a principios de junio de 2012, también vivimos fuertes descensos, que se acercaron a un 18% en el Eurostoxx 50. Tras hacer suelo a principios del mes de junio, el rebote hasta septiembre superó el 20%. Más recientemente tenemos lo que sucedió este verano: tras perder más de un 15% entre agosto y septiembre, el mercado comenzó a subir en la última semana de septiembre, y recuperó cerca del 15% hasta finales de noviembre.

 

En esta ocasión, las caídas en gráficos semanales comenzaron a principios de diciembre, totalizándose una caída desde entonces del 20%.

Así pues, basándonos en el pasado, lo más probable sigue siendo que se veamos un fuerte rebote en un momento dado. Probablemente lo que esté esperando el mercado sea escuchar las más que probables nuevas medidas económicas por parte del BCE en la reunión que tendrá lugar el próximo mes.

En cuanto a en qué fijarnos los próximos días, esta será una  semana con bastante actividad en cuanto a datos macroeconómicos. Pero por encima de todo, el mercado seguirá eclipsado y dirigido por los movimientos del petróleo, del sector bancario europeo y de las activos chinos.

En cuanto al Ibex 35, al igual que en el resto de mercados, la volatilidad se ha apoderado del selectivo. La semana pasada cerramos con una caída del 6,8 % lo que ha supuesto la peor semana desde junio de 2012 para el Ibex. Seguimos a la espera de encontrar, al igual que en el resto de las bolsas, ese catalizador positivo que nos haga ver un rebote de garantías.  También ayudaría que se aclarase la poco la situación política, pero de momento seguimos con las negociaciones entre partidos, sin que parezca cercano un acuerdo.

@AlvaroHuerta_IG

RELACIONADOS