Economía y Empresa, Panorama Internacional 


El MICE: entre patrimonio cultural y ventajas económicas

El turismo es uno de esos pocos sectores que parece salvarse de la crisis, al menos en parte. Mientras en los últimos años algunos modelos han visto un descenso en la demanda, otros han crecido de manera significativa. Uno de ellos es el turismo de congresos o MICE.

El termino MICE (Meetings, Incentives,Conferencies, and Exhibitions) se refiere al mundo de las reuniones, de las ponencias, congresos y eventos que se hacen a un nivel de grandes empresas y que necesitan estructuras y sedes particulares.

El sector del turismo MICE elige destinos teniendo en cuenta diferentes factores respecto al turismo “tradicional. En este caso la calidad de las infraestucturas adaptadas a acoger congresos es fundamental. Para empezar, la sede tiene que ser llamativa, atractiva y poseer todos los servicios (distintos tipos de salas; servicios de megafonía y de traducción simultánea y facilidades de exposición y audiovisuales) que estas actividades requieren. Por otro lado, la oferta cultural y arquitectónica, así como la variedad de actividades de ocio y entretenimiento también son piezas clave. A esto añadimos las atracciones naturales que una ciudad posee, y entendemos así que El Caribe o Islas Mauricio sean regiones punteros en este tipo de turismo.

También lo es España. El país se sitúa en un tercer puesto en el ranking mundial, sólo después de Estados Unidos y Alemania.

Destaca en este sector Barcelona, una de las ciudades más atractivas de toda Europa, debido también a las inversiones que “turismo Barcelona” ha hecho en la promoción de la ciudad como destino de reuniones. Este se puede ver en el informe anual del ICCA que muestra el constante crecimiento de esta modalidad turística. Madrid también es un referente; la organización “Madrid convention Bureau” lleva 25 años proporcionando y desarrollando planes de reuniones y congresos.

El informe Hosteltur 2013 sobre el MICE muestra como la capital española ha alcanzando 130 congresos internacionales en el 2011, creciendo un 14 % respecto al año anterior Y es que, Madrid se ha propuesto ser una de las ciudades españolas que cumpla los requisitos de la perfecta Smart City en 2015, mejorando los cinco pilares que constituyen su perfil: influencia internacional; competitividad económica; conectividad; gestión urbana e innovación, así como cooperación pública y privada.  

En definitiva, el turismo de congresos y reuniones está demostrando su fortaleza en el actual entorno económico, lo que demuestra que es un valor seguro para superar la crisis.

Via | Hosteltur

 Más información|Madrid Convention Bureau

Imagen|turismomice.wordpress.com

En Qué Aprendemos Hoy| El low cost y el turismo, formas para combatir la crisis, ¿Es posible recuperar el turismo tras un conflicto armado?, turismo y redes sociales

RELACIONADOS