Salud y Deporte 


El Método Pilates II

Para completar la anterior entrada sobre El Método Pilates, en esta ocasión hablamos de los Objetivos que te puedes plantear a la hora de decidirte por su práctica.

Menos es más, pilates en pequeño grupo, mayor calidad.

Menos es más, pilates en pequeño grupo, mayor calidad.

Cuando decides asistir a sesiones de Pilates tus objetivos pueden ser muy variados, y con diferente carácter:

Preventivo: partiendo de un buen estado de salud puedes practicar Pilates en ocasiones como la preparación ante un próximo embarazo, o ante alguna circunstancia que vaya a requerir un buen estado de forma física.

Mantenimiento y/ o mejora de la salud general.

Mejora de funciones específicas:

  • Es el caso, por ejemplo, de deportistas que aumentan su rendimiento en sus gestos deportivos a través del aumento de la estabilidad y la capacidad de disociación de extremidades, entre otras.
  • Durante y posteriormente al embarazo teniendo en cuenta las circunstancias y criterios específicos que deben aplicarse en este contexto.
  • En el caso de la tercera edad en la que las personas cuentan con una serie de características particulares de esta etapa de la vida.

Terapéutico: este es quizás el objetivo más conocido y de mayor auge en las últimas décadas, aunque no el único como podemos comprobar. En este contexto el Método pasa a tomar otra dimensión y en este caso será competencia de un Fisioterapeuta llevar a cabo el establecimiento y seguimiento del programa. Algunos ejemplos son,

  • Podemos asistir a sesiones de Pilates Terapéutico antes de ser intervenidos de algún tipo de cirugía, como preparación a la misma y en el periodo postquirúrgico, (respetando las fases de recuperación). Por ejemplo, en reconstrucción de ligamento cruzado en rodilla, postmastectomías, entre otras,siempre bajo supervisión profesional del fisioterapeuta.
  • En caso de padecer algún tipo de afectación musculoesquelética como puede ser la osteoartosis, Dolor Lumbar o cervical (previo diagnóstico), etc.
  • Tras sufrir algún traumatismo como es el caso de las fracturas, los esguinces, etc., adaptando los objetivos a las fases de cada historia natural de los procesos.
  • En procesos en los que la capacidad respiratoria se vea alterada o disminuida.
  • En los casos en los que debido a falta de fuerza, flexibilidad o estabilidad al realizar una deporte o actividad física el cuerpo es susceptible de lesionarse, como ocurre en runners con frecuentes molestias en miembros inferiores que les impiden continuar con su deporte y consiguen volver a correr tras un programa de trabajo de la musculatura proximal de los mismos.

De todo lo dicho lo más importante siempre será elegir un centro o clínica especializada, ser atendido por un profesional  en el que confíes y que la actividad te resulte divertida!

“Nunca “medicalices” una actividad física”

Vía| “Pilates terapéutico para la rehabilitación del aparato locomotor” Juan Bosco Calvo 1ª Ed. 2012. Ed. Médica Panamericana

Más información| why not Pilates

Imagen| “pilates pequeño grupo” (de la autora)

En QAH| El Método Pilates (I) , ¿Qué es la Fisioterapia?

 

RELACIONADOS