Coaching y Desarrollo Personal 


El mejor tú mismo

En busca de lo que nos apasiona

En busca de lo que nos apasiona

A medida que crecemos vamos probando diferentes actividades en busca de aquello que nos apasiona. Volamos en un futuro soñado donde, el escenario, y nuestro papel van cambiando según las diferentes posibilidades que se nos presentan.

Pero también nos damos cuenta de que hay cosas que nos resultan más fáciles de hacer que otras.

Es entonces que cometemos el error de enfocarnos en lo que hacemos bien sin preguntarnos si verdaderamente es lo que nos gusta para nuestra vida.

¿Y por qué esta tendencia a abandonar nuestros sueños?

Tenemos la falsa creencia de que el éxito sólo se alcanza con nuestras fortalezas. Y de golpe, nos encontramos en una oficina de la empresa más reconocida del mundo rodeados de números, o en el mejor laboratorio del país manipulando productos químicos con destreza, o en un salón de clases frente a un grupo de estudiantes, o en un consultorio muy bien equipado y con multitud de pacientes. Pero volviendo a casa reviviendo aquel sueño que teníamos de niños y negándonos a convertirlo en realidad porque “no se nos da bien”.

"El éxito se compone de un montón de fracasos"

“El éxito se compone de un montón de fracasos”

Nos pasamos la vida esforzándonos por sacar a relucir nuestras habilidades y esconder nuestras debilidades. Y no nos damos cuenta de que lo que nos resulta fácil hacer, no siempre es lo que nos permite desarrollarnos en todo nuestro potencial, sino todo lo contrario. Lo que nos va a ayudar a alcanzar el éxito es el haber fallado.

Porque conociendo nuestras fallas vamos a saber encontrarle la vuelta a eso que no nos sale tan bien, vamos a poder definir nuestros límites y vamos a aprender cómo usarlos a nuestro favor.

Entonces, veremos nuestro panorama de posibilidades mucho más amplio de como lo veíamos cuando sólo conocíamos lo que “se nos daba bien” y nuestro éxito será mucho mayor.

EL MEJOR TU MISMO

EL MEJOR TÚ MISMO

¿Por qué? Porque el éxito no es ser el mejor en eso que la gente espera que lo seamos, ni el mejor en lo que se nos da bien, ni el mejor en algo en lo que ya hay alguien que es el mejor. El éxito es ser el mejor siendo uno mismo.

Y para ser “el mejor uno mismo”, es necesario fallar. Equivocarse una y otra vez. Porque equivocarse es signo de que se sigue intentando, porque en cada equivocación descubrimos una debilidad y cada debilidad significa una chance de mejorar. Una chance de acercarse un poco más al “mejor uno mismo”.

Por eso, utiliza aquello que “se te da bien” para descubrir lo que “no se te da bien”. Aprende a utilizar todo en conjunto, para potenciarte sin dejar de intentar jamás. Y te encontrarás volviendo a casa viviendo la vida de aquel sueño que tenías de niño: SER EL MEJOR TÚ MISMO.

 

Imagen|En busca de lo que nos apasiona  “El éxito se compone de un montón de fracasos”  EL MEJOR TU MISMO

En QAH| Depende de ti  ¡Vive como sueñas vivir!

RELACIONADOS