Jurídico 


El matrimonio canónico y sus plenos efectos civiles (I)

Matrimonio canónico

En esta primera parte del artículo hablaremos sobre los formalismos y la normativa aplicable en relación a la inscripción del matrimonio en los Registros Civil del Estado y en los propios de la Iglesia Católica. En la segunda parte, que será publicada en breve, detallaremos los efectos jurídicos de su inscripción o no en el Registro Civil.

Para que el matrimonio perfeccionado conforme al Derecho canónico produzca plenos efectos en el orden jurídico civil –plenos efectos civiles- debe de reconocerse por el Derecho civil. Los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede (Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Asuntos Jurídicos de 1979) prescriben en su artículo VI que tras la inscripción en el Registro Civil, el matrimonio celebrado conforme a las normas de Derecho canónico producirá plenos efectos civiles (arts. 66 y ss del Código civil) y los propios del régimen económico matrimonial (arts. 1315 y ss CC), sin perjuicio, obviamente, de los efectos propios derivados del Derecho canónico.

Su inscripción en los Registros Eclesiásticos de la Iglesia Católica: Según se desprende del Código de Derecho Canónico (canon 1121.1), después de celebrarse el matrimonio, el párroco del lugar donde se celebró o quien hace sus veces, aunque ninguno de ellos hubiera asistido al matrimonio, debe anotar cuanto antes en el registro matrimonial los nombres de los cónyuges, del asistente y de los testigos, y el lugar y día de la celebración, según el modo prescrito por la Conferencia Episcopal o por el Obispo diocesano. Y el canon 1122 establece que el matrimonio ha de anotarse también en los registros de bautismos en los que está inscrito el bautismo de los cónyuges, ordenando al párroco del lugar donde fue celebrado el matrimonio a enviar notificación inmediata de su celebración al párroco del lugar en que se administró al bautismo. Así pues, la constancia registral eclesiástica resulta indubitada, puesto que el matrimonio, en la mayoría de los casos, constará inscrito en tres registros diferentes pertenecientes a la Iglesia Católica.

La inscripción del matrimonio religioso en el Registro Civil: Cuando el matrimonio se ha contraído de forma religiosa, como así sucede al celebrarse el matrimonio canónico, la inscripción de este matrimonio en el Registro Civil se efectúa con la presentación del certificado del ministro de la religión que lo ha autorizado y que acredita que se ha celebrado el matrimonio. Será preciso que dicho certificado haga constar que en el matrimonio concurren los requisitos exigidos por la legislación civil (art. 63 del Código Civil). El juez del Registro Civil donde se quiera inscribir el matrimonio religioso debe controlar la legalidad del mismo.

 

Más información| Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede 03/01/1979, Código Civil, Código de Derecho Canónico

Imagen| Papa

RELACIONADOS