Cultura y Sociedad, Patrimonio 


El Madrid de Antonio López

Gran Vía, 1974-1981. Antonio López. Colección particular.

Gran Vía, 1974-1981. Antonio López. Colección particular.

 

Luminosa, bonita, acogedora. A Madrid se le pueden atribuir muchos adjetivos positivos. A visitantes y locales nos gusta fotografiarla, captar ese instante que ven nuestros ojos, que nos deslumbra, para intentar llevárnoslo como recuerdo.

De todas estas imágenes que tenemos de Madrid, existen unas muy especiales que son el resultado de un trabajo prolongado en el tiempo. Son las realizadas por el pintor español Antonio López, el mismo que en las últimas semanas ha aparecido en los medios de comunicación con motivo de la presentación oficial, tras años de espera, de su última obra “La familia de Juan Carlos I”.

López es un pintor, entre otras cosas, de escenarios urbanos, y las ciudades de sus pinturas han sido Tomelloso, su lugar natal en Ciudad Real, y Madrid, donde llegó con el apoyo de su tío, también pintor, con tan sólo trece años para preparar su entrada en la Escuela de Bellas Artes. Pero sin duda, de estas representaciones urbanas las que más han llamado la atención han sido las de la capital madrileña, que son visiones lejanas y amplias, a veces aéreas y en otras ocasiones más bajas, como desde el punto de vista del peatón.

Antes había fórmulas. Pero yo noto que ya no las hay. Tienes que sentir algo en tu interior que te diga cómo hacer las cosas, cómo representar las cosas. Antonio López.

Fotografía de Antonio López en la Gran Vía, el escenario de sus obras.

Fotografía de Antonio López en el escenario de algunas de sus obras, la Gran Vía, Madrid.

Antonio López es uno de los artistas más personales del panorama español y además es considerado el padre de la escuela hiperrealista madrileña. A veces el pintor parte de la realidad fotográfica pero otras veces su obra tiene algo que se aleja de la realidad. En un primer vistazo parece que vemos una instantánea de la ciudad pero al acercarnos a ella sentimos cierto halo de misterio o de irrealidad. Sin embargo, Antonio López realiza sus obras con mucha precisión técnica, y con un tratamiento de los materiales, de las texturas y una recreación de los ambientes que le acerca a ciertos planteamientos de la abstracción, pero sin renunciar en ningún momento a su lado intimista.

Prueba de ello son sus diferentes vistas de la Gran Vía madrileña. Sin duda, es una calle con historia que ha inspirado a muchos artistas. En su caso, reconoce que la Gran Vía está en la memoria de sus primeros años en Madrid, cuando estudiaba en la Escuela de Bellas Artes, muy cerca de la Puerta del Sol:

Mi vida y la de mis compañeros se movía en esta zona. En Gran Vía tenía la pensión. Era un lugar muy atrayente. Antonio López.

Gran Vía, 2009-2011. Antonio López. Colección del artista.

Gran Vía, 2009-2011. Antonio López. Colección del artista.

De la Gran Vía le ha atraído su escasez de vegetación, que le ha permitido ver el encuentro de las fachadas con el suelo, algo que le parece muy expresivo. Para realizar la primera obra en la que representó la famosa avenida madrileña, tuvo que ir muchas veces al lugar, en la confluencia con la calle Alcalá, muy temprano cada mañana, durante varias temporadas estivales, para ver la calle casi vacía y continuar siempre con la misma luz y así plasmar lo que él quería.

Sucumbimos a sus encantos. Antonio López también lo ha hecho, porque así es Madrid, atractiva, y así nos lo ha transmitido el artista. Estas pinturas de Madrid son la manera en que sus ojos ven la ciudad por la que tantas veces paseamos o la que vemos en espectaculares fotografías pero, con ese aspecto fantasmal que puede tener el mundo en que vivimos.

Entré en la pintura como en un jardín, y pronto percibí que el jardín era un bosque, prodigioso, arriesgado. He vivido este largo recorrido con entrega, a veces con zozobra. A esta aventura he dedicado con gusto mi tiempo, he encontrado a la mejor gente y he construido mi vida afectiva y profesional. En el camino he ido descubriendo el Arte, y qué maravillas he ido encontrando (…). Antonio López.

 

Vía| VVAA, Antonio López, Colección Fundación Thyssen Bornemisza, 2011; A. Guasch Ferrer, Arte del siglo XX. De la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, Espasa, 2000.
Más información| VVAA, Antonio López, Colección Fundación Thyssen Bornemisza, 2011
Imágenes| Gran Vía, Gran Vía, Antonio López
En QAH| Antonio López, maestro del hiperrealismo

RELACIONADOS