Economía y Empresa, Jurídico 


El lado oscuro de la factura de la luz

En España existe un tema que es de constante actualidad y del que se desconoce muchas cosas, y es la famosa subida de la luz. ¿Por qué sube tanto? ¿Cuánto se destina a impuestos y subvenciones  y cuanto al pago propio de la energía? ¿Qué se ha hecho tan mal para que seamos el tercer país de Europa (sólo superado por Chipre y Malta) con la energía más cara, cuando hace 12 años éramos el más barato?

companias_electricas_oligopolio_espana

En España, como en el resto de países de Europa, sólo unas pocas empresas suministran la mayor parte de la energía (concretamente cinco compañías). Es lo que se conoce como oligopolio. Aunque es cuestión de debate que el poder esté concentrado en tan pocas empresas, con los riesgos que ello podría conllevar, lo cierto es que los sistema eléctricos necesitan grandes empresas, sobre todo por la grandes inversiones que exigen los gobiernos, principalmente en distribución, y las bajas rentabilidades que generan -6,8% de rentabilidad sobre el capital empleado en España, llegando al 8% en Europa- haciendo que sólo las pueda soportar un grupo con un tamaño tal que aguante la deuda que esto genera. Además, al igual que en el resto de Europa, tenemos en España un sistema marginalista, esto es, el precio de la electricidad mayorista lo fija un proceso de subasta.

Entonces, ¿qué es lo que ocurre en nuestro país para que algo que sí funciona en el resto de Europa aquí no lo haga? Para ello es necesario primero ver cómo está dividida nuestra factura de la luz, digna de análisis en Cuarto Milenio.

Energía producida en España

Energía producida en España

En resumidas cuentas, pagamos por la producción de la electricidad alrededor de un 43%. El restante 57% es donde se encuentra el puzzle indescifrable en una factura convencional, pero viene a significar lo siguiente: subvenciones a las renovables y al carbón, ayudas por interrumpibilidad, moratoria nuclear, extrapeninsulares, impuestos y el famoso déficit de tarifa. Es decir, más de la mitad de lo que pagamos es de costes fijos (salvo los impuestos, aunque si tenemos algo claro es que estos “fijo” que suben, no bajan).

Existen tres problemas principales que aumentan el precio de la factura:

.-Sobrecapacidad del sistema energético español: alrededor de un 25%. A partir del año 2004 y basándose en que en España la demanda energética iba a crecer del orden del 3% anual, se empezó a construir y construir de forma exagerada: 21000 MW de ciclos combinados de gas, 6000 de ellos donde jamás iba a llegar el gas, 20000 MW de energía solar y viento que no eran necesarios tan rápido y a la vez (se planificó para construir 400 MW de plantas solares y se construyeron 4000, todos subvencionados, por supuesto). Porque el problema fue hacer tal inversión de golpe de una tecnología que además estaba empezando a nacer, con lo que no nos hemos beneficiado de todas las mejoras y las bajadas de precios (70% en los paneles solares, por ejemplo) que ha habido desde entonces. Es más, no sólo no se ha crecido a tal ritmo sino que hemos decrecido. ¿Qué es lo que ocurre entonces? Básicamente que pagamos más por mucho más que no necesitamos. Es lo que desencadenan los “errores de planificación”, que al final los pagan los contribuyentes.

Precio de la luz en Europa

Precio de la luz en Europa

.- Déficit de tarifa: diferencia entre los costes del sistema y los ingresos reconocidos en la tarifa. Este déficit, que actualmente se ha disparado hasta más de 26000 millones de euros, tenía cierta lógica en su momento. Al tener gran capacidad de endeudamiento las eléctricas, en un contexto económico de crecimiento, se les otorga la posibilidad de apoyar a la economía endeudándose, financiar el déficit de tarifa y después recuperarlo. Además, se establece una regla según la cual la tarifa eléctrica no puede subir más que el IPC. Llegó a ser de unos 400 millones € hasta 2004. El déficit se dispara cuando se empieza a hablar de que la demanda crece indefinidamente, construyendo tal cantidad de megavatios innecesarios.

.- Subvenciones: Se destinan unos 7000 millones de € al régimen especial, que incluye la energía eólica, la fotovoltaica (en 2012 recibieron 2600 millones de € en primas para cubrir poco más del 3% de la demanda de todo el país), energía termosolar (prevista para construir 400 MW y se construyeron casi 4000 MW) y cogeneración eléctrica. En cuanto al carbón, se destina entre 600-1000 millones de € al año, cuando en nuestro país se ha demostrado que es una industria ineficiente e innecesaria. Todo a costa de los contribuyentes.

Estos son los tres grandes problemas que hacen que nuestra factura de la luz se dispare y sea disparatada. ¿Soluciones? Existen, y pasan por:

1)      Tarifa sea real, no estimada: que se pague por lo que se consuma, no por una estimación que se haga a primeros de año, muchas veces inflada.

2)      Que se terminen las subvenciones (primas, ayudas o como se quiera llamar): que sea la ley de la oferta y la demanda quien determine qué empresas sobreviven y cuáles no. Las ineficientes evidentemente cerrarán, pero es que es lo lógico y justo. Esto ha ocurrido en EE.UU., Reino Unido, Francia, etc. Es la solución a la sobrecapacidad existente. En vez de subvenciones, deducciones fiscales, como en EE.UU. Además nuestras empresas renovables ya han demostrado que funcionan muy bien en estos mercados.

3)      Transparencia: que se sepa qué se paga y qué es lo que incluye nuestra factura. En Alemania, por ejemplo, se hace de esta manera. Cuando empezó el fenómeno de las renovables los ciudadanos lo apoyaron; eso sí, ellos sabían qué es lo que pagaban en su tarifa y a dónde iba ese dinero. Aumentó su factura un 87% y luego vinieron las quejas, pero esa es otra historia, lo importante de este ejemplo es la transparencia del sistema alemán.

Estas soluciones son las que algunos expertos creen que son más recomendables para terminar con esta espiral de precios de la factura de la luz, aprendiendo de los países que ya las han implementado y que mejor les va. ¿Qué opinan ustedes? ¿Ven otra solución?

 

Vía| elconfidencial (subida de la luz), elconfidencial (déficit de tarifa), elconfidencial (oligopolios), elconfidencial (subvenciones), laprovinciaeroski, wikipedia, Viaje a la libertad económica (libro escrito por Daniel Lacalle)

Imagen| portada, oligopolio,  gráfico (1), gráfico (2)

RELACIONADOS