Jurídico 


El Jurado Popular

El jurado popular español está formado por 9  ciudadanos sin conocimientos jurídicos que se  eligen a partir del censo electoral. Si somos elegidos no nos podemos negar salvo que la ley nos  excluya o el Juez lo considere oportuno admitiendo las disculpas de alguno de los elegidos. No  cumplir con este deber puede ser sancionado. Cada miembro del  Jurado popular recibe 67 euros por día, 18 euros por dietas y compensación económica por costes  de desplazamiento.

El jurado popular no pronuncia sentencia, sino que es un Juez, concretamente el Presidente del tribunal. El Jurado popular se pronuncia sobre el veredicto de culpabilidad o no culpabilidad.

Para llegar a la sentencia final, el Jurado Popular debe responder al llamado “objeto del veredicto” que les entrega el Presidente del Tribunal. Es un listado de preguntas sobre los hechos que se están juzgando y los ciudadanos miembros del Jurado deben decidir si han sido probados o no. Tras la pronunciación del veredicto, el Juez dictará sentencia, estableciendo la pena al acusado o absolviéndolo, según el caso. Ahora bien si las respuestas dadas por el Jurado popular no le parecen serias, se las devolverá para que repitan la tarea.

Los delitos que se juzgan por Tribunal Popular son:

  • Asesinato
  • Homicidio
  • Omisión del deber de socorro
  • Allanamiento de morada
  • Incendios
  • Infidelidad en la custodia de documentos
  • Cohecho
  • Tráfico de influencias
  • Malversación de caudales públicos
  • Negociaciones prohibidas a funcionarios
  • Fraudes y exacciones ilegales
  • Infidelidad en la custodia de presos

En el siguiente vídeo repasamos lo aprendido hasta ahora acerca del Jurado Popular y encontramos más datos e información interesante.

Si estáis interesados en el tema os aconsejo la películaDoce hombres sin piedad“. Estaréis pensando que por qué no son “Nueve hombres sin piedad” y la respuesta es porque en EEUU el jurado popular está compuesto por 12 ciudadanos. La película se desarrolla en la sala de deliberaciones, donde el Jurado Popular debe acordar el veredicto unánime para un joven de 18 años acusado del asesinato de su padre con un arma blanca. Lo fascinante de la película es ver como el único de los miembros que defiende la presunción de inocencia del joven acusado va desmontando uno a uno los argumentos acusatorios del resto.

Imagen| Blog de cine

RELACIONADOS