Patrimonio 


El japonismo en España: Mariano Fortuny

Mariano Fortuny, retratado por Filippo Belli hacia 1866.

Mariano Fortuny, hacia 1866.

El gusto por lo japonés surgido durante la segunda mitad del siglo XIX supone una innegable influencia en la obra de los pintores de la época. Los impresionistas beben directamente de las estampas japonesas, que decoraban las casas de los burgueses y causaban furor entre los coleccionistas. La apertura de los puertos japoneses en la década de 1860 provoca un intenso intercambio cultural entre el Lejano Oriente y el Viejo Mundo y las impresiones de los viajeros y misioneros, sobre todo portugueses, que entran en el país del sol naciente desatan la imaginación de los autores europeos. Muchos artistas van a emplear elementos japonistas asociándolos a su propio estilo. Esa nueva influencia también cala en España.

Es el caso del pintor catalán Mariano Fortuny (1838-1874), considerado uno de los primeros artistas españoles orientalistas, cuya obra minuciosa y preciosista vemos empapada de influencia oriental. Es el creador del estilo conocido como tableau-tan, un tipo de pintura delicada y detallista. Tiene un marcado gusto por las escenas cotidianas, recreando instantes anecdóticos de los que el espectador parece formar parte. Nos vamos a centrar en una de sus obras más emblemáticas y que mejor representa la influencia japonista, Los hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés (1874). La composición recoge una estancia de aspecto oriental con dos figuras en su interior. La primera, una niña, descansa recostada sobre un diván mientras se abanica. Su acompañante es un niño de aire  ensimismado con el torso desnudo y las piernas cubiertas por una tela azul ricamente bordada. Hay almohadones de colores intensos y mariposas decorando la pared. A la izquierda de la escena una enorme planta otorga un aire exótico al conjunto, que aparece rematado por una muñeca solitaria apoyada en el diván.

Los hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés (Mariano Fortuny, 1874)

Los hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés (Mariano Fortuny, 1874)

Quedó inconclusa al ser pintada poco antes de su muerte en 1874, lo que no ha impedido que se convierta en uno de sus lienzos más célebres. Fue realizada en una villa que la familia Fortuny había alquilado en Portici, Nápoles, para pasar el verano. Su intención era regalársela a su suegro, Federico de Madrazo, padre de su mujer, Cecilia, pero a su muerte el lienzo apareció en su taller.

Es en la madurez del pintor cuando el japonismo aparece con más fuerza. Además, es durante sus años de plenitud pictórica cuando Fortuny crea en absoluta libertad, centrándose en escenas íntimas y familiares en las que deja volar el pincel a su gusto. Encontramos motivos en la obra que evidencian esta huella oriental, especialmente en los elementos decorativos como las mariposas y el abanico de María Luisa, de estética decididamente japonesa. También la introducción de vegetación en la estancia da un aspecto exótico que bien podría considerarse oriental. Los almohadones y la tela bordada que cubre a Mariano hijo presentan colores intensos y una rica decoración que  se asimila a la estampa del arte japonés. Por otra parte, vemos otros aspectos no tan marcados que delatan la influencia japonesa: uno es el formato apaisado de la obra, así como el juego de líneas verticales y horizontales que forman la composición.

Desnudo en la playa de Portici (Mariano Fortuny, 1874)

Desnudo en la playa de Portici (Mariano Fortuny, 1874)

Durante su estancia en Portici, Fortuny dio rienda suelta a su pintura y creó algunas de sus obras más bellas, como ”Desnudo en la playa de Portici” (1874), donde el indolente desnudo infantil muestra una mezcla de orientalismo y helenismo.

A pesar de que el japonismo no es, ni mucho menos, exclusivo del pintor catalán, sí que es cierto que es el artista que mejor refleja esta influencia en España. Autores como Santiago Rusiñol e Isidre Nonell se dejan llevar por el estilo orientalista. Muchos de ellos eran, además, coleccionistas de estampas y objetos japoneses. Sus obras , encabezadas por Fortuny, contribuyen a dar forma al japonismo más español.

Vía| GONZÁLEZ LOPEZ, Carlos y MARTÍ, Montserrat. Mariano Fortuny Marsal. 1838-1874. Barcelona, Ràfols, 1986

Más información| Arte japonés y japonista en España , Hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés

Imagen| Los hijos del pintor, María Luisa y Mariano, en el salón japonés, Mariano Fortuny por Filippo Belli

En QAH| El japonismo en Van Gogh

RELACIONADOS