Jurídico 


El IVA y el turno de oficio

Gran número de abogados y procuradores se han incorporado, año tras año, al llamado “Turno de oficio” .

El tradicionalmente denominado “Turno de oficio” no es más que la prestación de servicios de asistencia jurídica gratuita.

El sistema de justicia gratuita deriva de la regulación de la Ley 1/1.996, de 10 de enero. Este sistema permite a los ciudadanos que acrediten insuficiencia de recursos económicos para litigar, poder acceder a los profesionales necesarios que ejerzan un tutela judicial efectiva y así  ver adecuadamente defendidos sus derechos e intereses legítimos.

Se trata, pues, de una Ley cuyos beneficiarios y destinatarios directos son todos los ciudadanos que pretendan acceder a la tutela judicial efectiva y vean obstaculizado  dicho acceso  por su precaria  situación económica. La finalidad es, por tanto, garantizar el acceso a la Justicia en condiciones de igualdad a todos los ciudadanos.

¿Qué incidencia tiene la tributación por el Impuesto sobre el Valor Añadido sobre estos servicios?

En primer lugar hay que considerar que los abogados y procuradores tienen  la consideración de  “profesionales” en la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido y por tanto, son sujetos pasivos  del mismo y sus servicios estarían sujetos a este impuesto.

Sin embargo los servicios  que los abogados y procuradores ejercientes – adscritos al servicio de asistencia gratuita – prestaban en el marco de esa colaboración  se consideraron no sujetos al Impuesto. Y ello porque el art.  7.10ª de la Ley del IVA – que incluía las llamadas “operaciones no sujetas” –  señalaba que no estarían sujetas a la tributación de este impuesto “las prestaciones de servicios a título gratuito  que fueran obligatorias para el sujeto pasivo en virtud de normas jurídicas o convenios colectivos “.    Cuando los servicios de asistencia jurídico gratuita fueran obligatorios para el profesional y por ellos no se percibiera cantidad alguna como contraprestación de dicho servicio, estos estarían no sujetos.

Sin embargo, el criterio que hasta ahora se había mantenido sobre la gratuidad de estos servicios, se vio alterado por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 16 de julio de 2.016.    No era posible considerar la gratuidad del servicio prestado en el marco de la asistencia gratuita de letrado,  en la medida que si bien estos servicios no eran retribuidos por el destinatario de los mismos, lo eran por un tercero, en este caso, la Administración Pública competente.

Se llegó a la conclusión del carácter oneroso de estos servicios y por tanto,  la retribución que el profesional (abogado o procurador) percibiera con cargos a los fondos públicos, debería de incluirse en la base imponible del impuesto, como operación sujeta y no exenta.

Este cambio de criterio lo materializó la Dirección Gral. de Tributos en consulta vinculante de fecha 25 de enero de 2.017.

No obstante en fecha 22 de junio de 2.017 se publica en el Boletín Oficial del Estado la Ley 2/2.017 de 21 de junio que modifica la Ley 1/1.996 de asistencia jurídica gratuita.    Esta ley según su Exposición de Motivos se fundamenta en dos pilares básicos:

  1. el carácter obligatorio para los profesionales – abogados y procuradores –   ya que se impone a los Colegios profesionales de Abogados y procuradores la obligación de organizar los servicios obligatorios de asistencia letrada garantizando en todo caso, su prestación continuada.
  2. y la gratuidad de esta prestación por parte de los profesionales, ya que los profesionales que presten el servicio de asistencia gratuita tendrán derecho a una compensación que tendrá carácter indemnizatorio.

Resulta por tanto que los abogados y procuradores van a prestar este servicio profesional obligatorio recibiendo por ello determinadas cantidades de los Colegios profesionales cuya finalidad es compensar con carácter indemnizatorio su actuación en la Ley de asistencia jurídica gratuita.

Ello ha determinado que la Dirección Gral. de Tributos emita una nueva consulta vinculante de fecha 30 de junio de 2.017 estimando que estos servicios no están sujetos al IVA.

Es importante tener en cuenta que la modificación de la  Ley  de asistencia jurídica gratuita , aún publicada el 22 de junio de 2.017,  tiene efectos desde 1 de enero de 2.017. 

Por tanto, nos encontramos con la extraña situación que si bien el criterio de sujeción de estas operaciones, cambió a partir de enero de 2.017  y se consideraron operaciones sujetas y no exentas al tipo del 21% , ahora y con efectos anteriores a ese cambio de criterio en la tributación,  volvemos  a la no sujeción de estos servicios al Impuesto sobre el Valor Añadido.  Lógicamente aquel profesional que en un cumplimiento riguroso de sus obligaciones tributarias, haya incluido en la base imponible de su autoliquidación del 1ª trimestre de 2.017 lo percibido por razón del turno de oficio, podrá rectificar tal cantidad en posteriores presentaciones.

 

 

RELACIONADOS