Jurídico 


El ISD y la libre circulación de capitales

Son muchos los jóvenes que alentados por las nuevas oportunidades cambian de residencia cuando finalizan los estudios e inician el periplo laboral lejos del seno familiar. Lo que no saben es que pueden verse afectados por una serie de acontecimientos en los que se verán involucrados por el mero hecho de haberse ido a trabajar a Londres, a Dublín o cualquier otra ciudad europea fuera de nuestras fronteras.

Esto sucede porque en España hay distintos regímenes jurídicos para las materias cedidas a las Comunidades Autónomas, como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que cuenta con 20 regímenes jurídicos distintos, 15 de régimen común, el de Navarra, tres en las Diputaciones Forales vascas y el establecido por el Estado.

En la Ley 22/2009 de 18 de diciembre por la que se regula el Sistema de Financiación de las Comunidades Autónomas de Régimen Común se otorga competencia a las Comunidades Autónomas para aplicar reducciones fiscales a los sujetos residentes en España en caso de conexión exclusiva con esa Comunidad.

No obstante, en la sucesión o donación en la que intervenga un heredero, donatario, fallecido o donante que no resida en España (también casos en los que se produce la donación o sucesión de un bien inmueble situado fuera del territorio español) no podrá beneficiarse de las reducciones fiscales y deberá soportar una carga fiscal mayor. En estos casos, el valor de la sucesión o donación se ve reducido y esto constituye una restricción de la libre circulación de capitales vulnerando así los artículos 63 del TFUE y 40 del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo de 2 mayo de 1992.

1674586821_94097f5b53_oFrente a esta discriminación, la Comisión Europea demandó a España ante el Tribunal de Justicia Europeo hace aproximadamente tres años y el pasado 3 de septiembre el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sentenció que España infringía la normativa europea que garantiza la libre circulación de capitales, por lo que es probable que el Gobierno se vea obligado a modificar la Ley reguladora del Impuesto de Sucesiones y Donaciones para adaptarla a los principios comunitarios.

¿Qué es lo que más interesa de esta resolución? Pues que se abre la posibilidad para los perjudicados de solicitar la devolución de los ingresos indebidos que no hayan prescrito, es decir, dentro de los últimos 4 años. Y sobre los prescritos se puede iniciar un procedimiento de exigencia de responsabilidad patrimonial al haber sufrido un daño ocasionado por el Estado al aplicar una ley nacional que se ha confirmado contraria al Derecho de la Unión Europea.

Vía| El Derecho

Más información| El Economista, Expansión, Hay Derecho

En QAH| Tribunal de Justicia de la UE

Imagen| Wikimedia Commons, Portada.

RELACIONADOS