Cultura y Sociedad, Widget 


El hombre y el café: dos historias paralelas

El hombre más antiguo del mundo, según los paleoantropólogos y los genetistas, apareció hace unos 200.000 años en Etiopía. El café, curiosamente, también nació en África, concretamente en Abisinia a principios del siglo IX de nuestra era. En ambos casos, la migración, tanto humana como del cultivo del café, siguió la misma ruta: del oriente africano al suroeste asiático y más tarde al resto del mundo.

MesopotamiaEl paralelismo histórico de ambos sucesos se entreteje con la creatividad humana. En el caso de la evolución del hombre resultó clave el cambio de vida acontecido hará unos diez mil años, en el llamado Creciente Fértil o Mesopotamia, cuando dejó de ser cazador de animales y nómada recolector de frutos para asentarse en llanuras fértiles y convertirse en agricultor y ganadero. De este modelo su esperanza de vida comenzó a ensancharse y, por primera vez en la historia, pudo programar su futuro y organizar las primeras comunidades sociales.

Cafe en la antiguedadLa historia del café, repleta de leyendas de dudosa verosimilitud, también sabemos que comienza en África y que fue un remedio muy utilizado a partir del siglo IX en las comunidades musulmanas del suroeste asiático. A alguien se le ocurrió, bien entrado el siglo XIII, tostar las semillas previamente secadas al sol y con ello dar lugar a una infusión que ha terminado dando la vuelta al mundo; aunque antes de convertirse en una bebida social sufriera numerosas vicisitudes. De hecho fue un invento celosamente guardado y que no se podía exportar, llegando a ser originalmente una bebida religiosa e incluso estimulante del ardor guerrero.

cafe mapa africaHan transcurrido muchos años desde que la creatividad humana —la fuente central del significado de nuestras vidas— segregara del tronco genético común, que compartimos con los chimpancés en un 98%, al ser humano: capaz de inventar y usar el lenguaje, tener valores, expresarse artísticamente, concebir y entender la ciencia, desarrollar la tecnología y hasta inventar ¡el café!

Jared Diamond

Jared Diamond

Tanto en el caso del hombre con en el del café resultaría paradójico —si no lo hubiera explicado tan bien Jared Diamond(1)— que, en la medida en que se alejan de su lugar de nacimiento, uno y otro se han desarrollado cada vez más. El enigma de este comportamiento paralelo tiene la misma respuesta que los destinos de la sociedad humana a lo largo de la historia.

 

Twitter| @jbanegasn
Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Programa radio “Viaje a Serendipia”, (1) Diamond, Jared (1997): Armas, gérmenes y acero. La sociedad humana y sus destinos; Editorial Debate.
En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas
Imágenes| Portada artículoJared Diamond, café en la antiguedad y Africa café

RELACIONADOS