Historia 


¿El hallazgo del siglo? La casa de Jesús de Nazaret (I)

Arqueólogos que trabajan en Nazaret (Israel) han identificado una casa que data del siglo I, y que ha sido considerada como el lugar donde Jesús fue criado por María y José.

La casa está hecha de paredes de mortero y piedra, y fue recortada en una ladera rocosa. Fue descubierta por primera vez en la década de 1880 por monjas del convento “Hermanas de Nazaret”,  pero no fue hasta 2006 que los arqueólogos, dirigidos por Ken Dark, un profesor de la Universidad de Reading (Reino Unido)  dataron la casa en el siglo I, y la identifican como el lugar donde las gentes, que vivieron siglos después, creían que Jesús se había criado.

Plano que ubica el lugar de la casa de Jesus(De Locis Sanctis)

Plano que ubica el lugar de la casa de Jesús(De Locis Sanctis)

Si Jesús vivió realmente en dicha casa es desconocido, pero Ken Dark manifiesta que esto es posible.

“¿Fue esta la casa donde Jesús creció? Es imposible decirlo con base a razones arqueológicas”, escribe Dark en un artículo publicado en Biblical Archaeology Review. “Pero, por otra parte, no hay ninguna buena razón arqueológica para que tal identificación deba descartarse”.

Los arqueólogos encontraron que, durante el Imperio Bizantino, se decoró la casa con mosaicos y se construyó una iglesia conocida como la “Iglesia de la Nutrición” sobre la misma, protegiendo la vivienda. Los cruzados, que llegaron a Tierra Santa en el siglo XII, restauraron la iglesia después de que hubiera caído en mal estado. Estas evidencias sugieren que tanto los bizantinos como los cruzados creían que esta era la casa donde Jesús se crió, argumenta Dark.

La historia del descubrimiento

En los últimos años, los arqueólogos han identificado dos casas del siglo I en esta ciudad (la otra casa fue descubierta en 2009 y no se cree que fuera donde Jesús se crió).

Las excavaciones de las monjas en la posible casa de Jesús en la década de 1880 fueron continuadas en 1936,por medio del el sacerdote jesuita Henri Senés. Su trabajo fue durante mucho tiempo desconocido para muchos. En 2006 a partir de los dibujos y notas de Senés, Dark y otros arqueólogos reconstruyeron el desarrollo del lugar desde el siglo I hasta la actualidad.

De vivienda común a lugar sagrado

Los artefactos encontrados en esta casa del siglo I incluyen ollas rotas de cocina, un malacate (utilizado para la hilar fibras textiles) y vasos de piedra caliza, lo que sugiere que posiblemente una familia vivió allí, dijeron los arqueólogos. Los vasos de piedra caliza indican que una familia judía vivió en la casa, puesto que las creencias judías sostienen que la piedra caliza no puede convertirse en impura. Si una familia judía vivió aquí, tal circunstancia apoya la idea de que esta podría haber sido la casa de Jesús.

Tumba recortada a través de la casa. Se creía que era la tumba de San José.

Tumba recortada a través de la casa. Se creía que era la tumba de San José.

La casa del siglo I “Había sido construida mediante la reducción de una colina de piedra caliza, ya que se inclina hacia el wadi (valle) de abajo, dejando cuidadosamente suavizados e independientes los muros de roca, a los cuales fueron añadidos paredes de piedra”, escribe Dark.

“La estructura incluye una serie de habitaciones“Una de ellas, con su puerta de paso, sobrevivió hasta su altura máxima. Otra tenía una escalera ascendente junto a una de sus paredes. Justo en la puerta de paso que sobrevivió, las excavaciones anteriores revelaron parte de su suelo original de tiza”, explica Dark.

La casa fue abandonada en algún momento del siglo I. Después  el área fue utilizada como explotación de cantera, y más tarde, también durante el siglo I, se reutilizó como cementerio. Dos tumbas (ahora vacías) se construyeron al lado de la casa abandonada, con una estructura abierta delante de una de las tumbas recortada a través de la casa, dijeron los investigadores.

Siglos después de la época de Jesús, la Iglesia de la Nutrición fue construida alrededor de esta casa y de las dos tumbas adyacentes, pero la iglesia cayó en desuso en el siglo VIII.  Fue reconstruida en el siglo XII, cuando los cruzados tenían el control de la zona, y posteriormente quemada en el siglo XIII, señala Dark.

El hecho de que la casa estuviera protegida explica su “excelente estado de conservación”. “Se hicieron grandes esfuerzos para incluir los restos de este edificio dentro de los sótanos abovedados de ambas iglesias, la de los bizantinos y la de los cruzados, por lo que quedó protegida a partir de entonces”, comenta Dark.

“Tanto las tumbas como la casa estaban decorados con mosaicos de la época bizantina, sugiriendo que eran de especial importancia, y posiblemente veneradas”, escribió Dark.

Además de las evidencias arqueológicas, un texto escrito en el año 670 (De locis Sanctis) por Adomnán, abad de un monasterio en isla escocesa de Iona, dice que el mismo está basado en una peregrinación realizada a Nazaret por el obispo franco Arculf, en el que se menciona una iglesia  “donde una vez estuvo la casa en la que el Señor se nutrió en su infancia”.

“El corte de la tumba través de la casa es hoy comúnmente llamada ‘la tumba de San José’, y fue, ciertamente, venerada en la época de las Cruzadas, dado que tal vez pensaban que era la tumba de San José. “Sin embargo, es muy poco probable que sea la tumba real de San José, ya que data después de que la casa fuera abandonada y se emplazara una cantera el siglo I”, dijo Dark a Live Science.

Respecto a como era Nazaret en tiempos de Jesús, Dark explica: “La zona de Nazaret fue inusual por la fuerza de su sentimiento anti-romano y/o la fuerza de su identidad judía”.

Vía| Lives Cience Biblical Archaeology

Más Información| Palestine Exploration Quarterly The Antiquaries Journal

Imagen|De Locis Sanctis Lives Cience

Vídeo| Descubrimiento de la casa de Jesús

En QAH| Arqueología de Jesús de Nazaret: su madurez Doce textos fundamentales para conocer a Jesús de Nazaret (I)
Arqueología de Jesús de Nazaret: su muerte

RELACIONADOS