Patrimonio 


El Greco: el griego de Toledo

 «El Greco no era un loco ni el desaforado extravagante que se pensaba. Era un colorista audaz y entusiasta, probablemente demasiado dado a extrañas yuxtaposiciones y tonos fuera de lo corriente que, sumando osadías, finalmente consiguió primero subordinar y luego sacrificar todo en su búsqueda de efectos. A pesar de sus errores, al Greco solamente puede considerársele como un gran pintor»  Paul Lefort.

El 2014 va a ser un año de exposiciones de gran calidad. Obras de artistas como Rubens, Jean Fouquet o Cézanne van a estar presentes en diversas muestras en los grandes museos. Pero también es un año significativo para Toledo, ciudad que ya se está engalanando para conmemorar el cuarto centenario de la muerte del Greco.

"La Natividad". El Greco, (1603-05). Hospital de la Caridad de Illescas, Toledo.

“La Natividad”, El Greco (1603-05). Hospital de la Caridad de Illescas, Toledo.

El afamado pintor nació en Candía (Creta) en 1541, y fue bautizado con el nombre de Domenikos Theotokopoulos. A los  26 años, siendo un prestigioso maestro de iconos bajo un estilo postbizantino, emigró a Italia, donde permaneció diez años estudiando y formándose entre Venecia y Roma. En la primavera de 1577 llegó a España, aunque ya era conocido popularmente como El Greco, será la ciudad de Toledo en la que se asiente definitivamente y la que glorificará su nombre en el ámbito artístico. Aquí realizará la mayor parte de sus obras de madurez, fundando un taller perfectamente organizado en el que trabajará hasta su muerte en 1614, y el amor por su ciudad adoptiva será tal que aún hoy conserva su huella. El propio artista se negaba a salir de ella, haciéndolo en contadas ocasiones porque el comitente o el encargo realizado lo convenían.

Hasta el día de hoy, las obras de El Greco forman parte de la colección de grandes museos nacionales e internacionales y su figura ha sido protagonista de diversas exposiciones; la primera tuvo lugar en el Museo del Prado en 1902. Pero, aunque no lo parezca, nunca se ha realizado una exposición en Toledo sobre el Greco. Por eso este 201, la ciudad va a homenajear al artista con una programación de lo más variada e interesante, con exposiciones, festivales, gastronomía e investigación de su vida y obra.

La gran exposición se llevará a cabo por toda la ciudad, aunque el grueso de la muestra se encontrará en el Hospital de la Santa Cruz. También se ubicarán obras del Greco en la Sacristía de la Catedral, el Convento de Santo Domingo, Iglesia de Santo Tomé o el Hospital Tavera. La localización de las pinturas responderá a su contexto original, además, se verán espacios privados únicos que nunca han sido abiertos al público como la Capilla de San José, que alberga un lienzo del pintor desde hace 400 años.

El_Greco_View_of_Toledo

“Vista de Toledo” El Greco (1604-1614). Metropolitan Museum, Nueva York.

Las diversas ubicaciones van a permitir al visitante interactuar con la ciudad, recorriendo sus calles, respirando su historia e impregnándose de sus costumbres, para después llegar ante la obra de arte vislumbrando las asombrosas cualidades pictóricas de El Greco. Nos encontraremos creaciones originales e independientes, con su propio estilo, una síntesis audaz de la pintura veneciana y el manierismo de Italia Central, que deriva en las características propias y reconocibles de su pintura, como es el alargamiento de las figuras, posturas serpenteantes y eliminación del espacio. Un recorrido que lleva directamente al compromiso emocional.

El Greco será protagonista por su obra, pero también se le rendirá homenaje por medio de sus influencias en artistas posteriores de los siglos XIX y XX. Se expondrán obras de primera categoría, demostrando así que la obra del Greco es el origen de la pintura contemporánea, comenzando por Manet, Cézanne, Picasso y la inspiración decisiva para el movimiento expresionista que a lo largo del siglo XX se desarrolló en Europa y América.

En definitiva, Toledo va a albergar el evento cultural más importante del año, estando previstas más de un millón de visitas a la antigua ciudad imperial, con un objetivo triple: mostrar al mundo la obra y personalidad del Greco, investigar y estudiar la figura de este artista y sus seguidores, y potenciar el turismo, mediante actos de distinta índole siempre asociados a la figura del artista cretense y al patrimonio único de Toledo.

 

Vía| “El Greco se pone en marcha”, “El Greco 2014“.

Más información| HERNÁNDEZ-SONSECA, A.,”El griego de Toledo“, Ed. Cultiva Libros, Madrid, 2013.

Imagen| Caballero de la mano en el pecho (1580), La NatividadVista de Toledo.

 

RELACIONADOS