Historia 


El gobierno que no duró ni un partido de fútbol

A lo largo de la historia hemos visto que muchos presidentes del gobierno, dictadores, reyes han durado mucho periodo en su labor ejecutiva. Entre ellos, podemos destacar en la República Dominicana el caso del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, estando más de 30 años en el gobierno, el caso de Fidel Castro en Cuba con más de 50 años, o bien, si nos trasladamos en nuestro caso, el español. Con los reyes Felipe V y Alfonso XIII, estando 45 y 44 años respectivamente en el poder. Sin embargo, no todos los gobiernos han estado en un periodo voluminoso y extenso. La antítesis perfecta a estos líderes la encontramos en la historia mejicana, en el político Pedro José Domingo de la Calzada Manuel María Lascuráin Paredes, el cual nació el 8 de mayo de 1856 en la Ciudad de México.

Hijo de una buena familia reputada como honorable y fervientemente católica. Estudió en la Escuela Católica y en el Seminario Conciliar de México y después en la Escuela Nacional Preparatoria. Fue abogado en 1880 en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Aparte de realizar sus gestiones como político y abogado estableció otras competencias y labores como empresario inmobiliario con algunos terrenos heredados y algunas  compras efectuadas con otros inversionistas. Además, perteneció a la Asociación de Legislación y Jurisprudencia, así como a la Barra Mexicana-Colegio de Abogados.

mexico

Imagen del Presidente del Gobierno que más poco estuvo en la Historia. Pedro Lascuráin.

Su formación académica es extensa y comprometida, tuvo cargos importantes tanto en el Ayuntamiento de la ciudad donde nació y mas adelante en el gobierno del país. Sus funciones se dirigieron al derecho y abogacía. Entre sus cargos, los que más destacaron (aparte de ser Presidente del Gobierno) fueron ser director de la Escuela Libre de Derecho y Secretario de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Francisco I Madero.

huerta_victoriano_1

Fotografía del dictador Victoriano Huerta, que finalmente se hizo con el gobierno tras el asesinato de Francisco I Madero.

Durante el primer tercio del siglo XX, el país mexicano vivía en un periodo tumultuoso, en el que se notaba que tarde o temprano iba a ver un cambio en el gobierno. Durante el gobierno de Francisco I Madero, un gobierno que fue democrático y que quiso llevar a la realidad las aspiraciones del pueblo llano, sin embargo, no pudo frenar los movimientos revolucionarios y armados que sacudieron el país. Entre los más destacados podemos encontrar el caso de Emiliano Zapata o bien el de Pascual Orozco. Finalmente, el ocaso de la presidencia llegó tras un golpe de Estado encabezado por el dictador Victoriano Huerta. F. Madero fue brutalmente asesinado, por lo que la maniobra del dictador, para no mancharse más las manos de sangre, le exigió a Lascurain que cogiese el poder para que seguidamente nombrase como Presidente del Gobierno a Victoriano Huerta.

De hecho,  la Constitución mexicana de 1857 establecía que si el Presidente del Gobierno no estuviese en el poder, recaería al Ministro de Relaciones Exteriores, por lo que la jugada de Victoriano Huerta le salió mas redonda. Pedro Lascurain tuvo la toma de poder el 18 de febrero de 1913 a las 17:15 y a las 18:00 horas terminó este espantoso y horrible acontecimiento para la política interior de México.

El caso de Pedro Lascurain no es solo un ejemplo de uno los gobiernos mas cortos a lo largo de la historia, sino también destaca por la brutalidad que se hizo el cambio de gobierno. Sobre todo pasando de un modelo democrático a otro totalmente contrario y radical, una dictadura.

Vía| Memoria Política de México, wikimexico

Imágenes| tumbrlBiografías y vidas

En QAH|Mitos y realidades de la Independencia de MéxicoViolencia y rechazo anti-chino en México

RELACIONADOS