Economía y Empresa 


El futuro del mercado laboral: ¿cuáles son las profesiones que tienen los días contados?

“Papá, de mayor quiero ser arquitecto experto en smart cities”. Esta frase, que a día de hoy casi obligaría al padre a buscar su significado, dejará de parecer futurista en un corto plazo.

Así es. Los avances en el mundo digital obligan a una evolución a marchas forzadas del mercado laboral, dando paso a profesiones tecnológicas en detrimento de empleos que no incorporan valor añadido en una sociedad cada vez más informatizada. ¿Qué depara el mercado laboral en cuanto a profesiones se refiere?

Las nuevas profesiones

No cabe duda del carácter tecnológico ligado a las profesiones del futuro. Un estudio elaborado por el ‘Observatorio para el Empleo en la Era Digital’, indica que ocho de cada 10 jóvenes de entre 20 y 30 años encontrarán un empleo relacionado con el ámbito digital en trabajos que aún no existen.

 En el top ten se encuentran las siguientes profesiones digitales: ingeniero smart factory, chief digital officer, experto en innovación digital, data scientist, experto en big data, arquitecto experto en smart cities, experto en usabilidad, director de contenidos digitales, experto y gestor de riesgos digitales y director de marketing digital.

¿Y cuando se materializarán estos puestos de trabajo? Antes de lo que muchos pueden pensar, desde luego. De hecho, una investigación realizada por Spring Professional (consultora de Adecco) a comienzos del presente año, reconocía que el trabajo más buscado en 2016 sería el de experto en Big Data, esto es, analista de datos a gran escala, de gran utilidad en la toma de decisiones de la empresa, y con una atractiva retribución laboral.

Millenials

Millenials y las nuevas profesiones digitales

En la misma línea, la Unión Europea prevé la creación de casi 1 millón de puestos de trabajo tecnológicos hasta 2020, en su mayoría relacionados con las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación): programadores y desarrolladores, community managers o puestos ligados a la creatividad y diseño digital, entre otros.

Que exigen un nuevo perfil

En la actualidad, el principal problema recae en la falta de formación en las novedosas profesiones, si bien cada vez son más los másters y cursos especializados que tratan de suplir este déficit. Una vez superada la brecha formativa, la oferta laboral ha de ajustarse a un nuevo perfil de demandante, el ya conocido como “Millennial”. La novedosa generación de jóvenes talentos reclama unas condiciones laborales que distan en gran medida de las actuales: conciliación de la vida personal y laboral, flexibilidad, formación continua y preferencia por estructuras no jerárquicas. Todo un reto para las empresas.

Profesiones en peligro de extinción

Y de la misma forma que la tecnología exige la creación de nuevos desempeños profesionales, implica por otra parte la progresiva extinción de ciertas profesiones en las que la automatización de procesos se impone ante la actividad humana; la Universidad de Oxford ha cuantificado este proceso, y vaticina que en los próximos 20 años, cerca de 700 puestos de trabajo serán reemplazados por máquinas.

Las últimas investigaciones proyectan la desaparición de los siguientes puestos de trabajo:

  • Relojeros, dado el auge de relojes baratos y la sustitución de relojes de pulsera por el móvil.
relojero

Profesiones con los días contados

  • Agentes turísticos, pues más del 60% de los interesados planean sus viajes y buscan vuelos sin la ayuda de agencias.
  • Empleados de alquiler de vídeos, ya que actualmente la visualización de éstos se cierne casi de forma exclusiva a los portales digitales.
  • Reparadores de calzado, debido a la proliferación de zapatillas (que no requieren arreglo) y a los bajos precios del nuevo calzado.
  • Cajeros de supermercado, siendo ya una realidad los cajeros automáticos.
  • Agricultores y empleados de fábricas en cintas transportadoras, profesiones ambas en las que la automatización avanza a pasos agigantados.
  • Instaladores de equipos electrónicos en vehículos, puesto que los equipos vienen ya integrados en el propio vehículo.
  • Operadores telefónicos, siendo Internet el suplente de la información solicitada a los operadores.
  • Técnicos de servicios postales, que preparan el correo para su distribución.
  • Técnicos de procesado fotográfico, ya que la impresión fotográfica pierde seguidores a favor de la fotografía digital.

Pese a que pueda resultar un disparate que profesiones tan arraigadas estén en el ciclo final de su existencia, ¿acaso nuestros más lejanos ascendentes se habrían planteado alguna vez la desaparición de profesiones de su época? Profesiones como despertador (hombres despertadores que golpeaban con palos las ventanas de los obreros), lector (que amenizaban con lecturas en voz alta las tareas de los trabajadores), repartidor de hielo o farolero, son profesiones que engrosan ya el libro de la Historia.

Renovarse o morir” parece gritar con fuerza el mercado laboral.

 

Vía| El Confidencial

Más información| El Economista

Imagen| Millenials , Relojero

En QAH| Cómo atraer a los Millennials: consejos para marketing , La generación “Y”: los millennials, Nuevas profesiones 2.0 

RELACIONADOS