Actualidad Económica 


El futuro del cash (I): ¿Una realidad menguante?

cash

¿Dejaremos de usar monedas y billetes?

El pasado mes de marzo, el gobierno francés anunció que a partir del mes de septiembre de este año se van a limitar los pagos de efectivo a 1.000 euros, frente a los 3.000 euros actuales, dentro de una iniciativa destinada a la lucha contra la financiación del terrorismo y el blanqueo de dinero. En España, este límite es de 2.500 euros desde el 19 de noviembre de 2012 para residentes españoles y 15.000 euros para no residentes, en base también a la lucha contra el fraude.

Otras naciones europeas, como Dinamarca y Suecia, ha avanzado si cabe aún más en la reducción del uso de monedas y billetes. Fuera de Europa, solo Japón presenta una consistente disminución en la circulación de efectivo. En el resto del mundo, la realidad es muy desigual, por diversos motivos, y el uso de “cash” dista bastante de haber alcanzado sus cotas máximas. No obstante, el espectacular desarrollo de los medios electrónicos de pago y el interés de muchas naciones por limitar el dinero en metálico han llevado a numerosos analistas a predecir su desaparición.

Efectivo en circulación en países seleccionados

Efectivo en circulación en países seleccionados

El presente artículo, primero de mi andadura en Qué Aprendemos Hoy , inicia una serie dedicada a nuestro dinero de bolsillo, en la que analizaremos su realidad, así como las razones aducidas tanto para su limitación o desaparición como para su mantenimiento, en lo que constituye uno de los grandes debates de la actualidad: los límites a la libertad económica.

¿Cuánto dinero en efectivo hay en el mundo?

En la terminología económica, el valor del dinero físico (monedas y billetes) en poder de los diferentes agentes económicos se refleja en la magnitud M0, que constituye la mínima medida de oferta monetaria. Se trata de un valor realmente difícil de calcular, por el gran número de emisores existentes y la heterogeneidad de los datos disponibles. Quizás una de las estimaciones más fiables efectuadas hasta el momento sea la que realizó Mike Hewitt en el año 2011, en la que valoraba en 5,2 billones de dólares la cantidad de cash global en circulación, contabilizando 135 divisas de curso legal.  Gran parte de ese importe corresponde a papel moneda, en concreto unos 357.000 millones de billetes en circulación que, alineados supondrían aproximadamente 30 millones de kilómetros o, atendiendo a su superficie, algo así como 180.000 campos de fútbol.

Cash en el mundo

Cash en el mundo

En cualquier caso, esos 5,2 billones de dólares, como hemos apuntado, sólo son una pequeña parte de una oferta monetaria mucho mayor, puesto que a los billetes y monedas debemos añadir los depósitos bancarios, las cuentas de ahorro, el dinero de los fondos institucionales y otros instrumentos monetarios. Todo el conjunto,  según el estudio de Hewitt, contabilizaba la friolera de 75 billones de dólares, cantidad que no ha dejado de crecer debido a las políticas monetarias expansivas de los bancos centrales.

Todas estas cifras pueden llegar a confundirnos. ¿Hay entonces demasiado cash? ¿Demasiado poco? ¿Por qué en diversas partes del mundo sigue siendo el medio de pago preferido (o el único) para muchas personas? ¿Por qué tantos gobiernos y no pocos economistas quieren abolirlo? ¿Quiénes defienden su uso? En las próximas entradas trataremos de proporcionar respuestas a todos estos interrogantes. Hasta entonces, les animo a reflexionar con otra pregunta: ¿Qué importancia tiene hoy el dinero en metálico en su economía familiar?

Imagen|Pijamasurf, Moneyness, Mike Hewit 

Más información| El dinero y su clasificación

En QAH| Bitcoin, la moneda que desbancará al euro y al dolar

RELACIONADOS