Cultura y Sociedad, Patrimonio 


El exotismo de Gauguin ilumina el Thyssen de Madrid

Gauguin, Mata Mua (Érase una vez), 1892. Museo Thyssen.

Gauguin, Mata Mua (Érase una vez), 1892. Museo Thyssen.

Desde el pasado mes de Octubre se puede visitar en el Museo Thysen de Madrid la exposición “Gauguin y el viaje a lo exótico”. Se trata de una forma única de mostrar el arte de Eugène Henri Paul Gauguin (París, 7 de junio de 1848 – Atuona, Islas Marquesas, 9 de mayo de 1903) desde tres conceptos principales. En primer lugar la propia figura del pintor, cuya personalidad poco inusual le lleva a recobrar el primitivismo occidental por la vía del exotismo artístico (concepto que nos servirá de unión a lo largo de la exposición). Tras ello nos focalizamos en la idea de evasión, donde el pintor busca la huida del mundo normal y estandarizado hacia un mundo exótico lleno de conceptos e ideas fuera de lo común. Y por último, y derivado de lo anterior, resalta el concepto de etnografía, muy vinculado con sus obras.

El director de la exposición, a través de estas tres ideas principales, nos lleva por un viaje a través de 8 paradas, comenzando con la invitación al viaje que Gauguin sintió en su evasión desde Francia, para seguir por momentos en los que el autor va viviendo diferentes sentimientos y emociones.

Tras invitarnos a vivir el viaje de Gauguin, nos sumergimos en las primeras experiencias del escritor en la isla de Martinica junto su amigo Charles Laval, para más tarde perdernos dentro del paisaje tahitiano con unas pinturas que nos evocan paraísos idílicos y enseñan la cultura maorí. En la siguiente etapa de nuestro viaje seguiremos con la naturaleza de fondo donde las palmeras tendrán más protagonismo que el hombre.

Tras estas primeras etapas exóticas que evocan al mundo natural y salvaje nos adentramos en una perspectiva más humana, donde se resalta el concepto de etnografía femenina a través de la pasión del pintor por el mundo indígena femenino.

Con ello llegamos a las últimas etapas en las cuales Gauguin cambiara su pintura con el fin de buscar un nuevo arte que le llevará a experimentar un nuevo canon de belleza, especialmente en la mujer, influenciado por la figura de las nativas de la polinesia francesa.  Tras ello llegara una etapa de vanguardia exótica influenciada por Matisse, August Macke y Paul Klee. Y para concluir la exposición las influencias de Matisse y Murnau en el final de su producción como pintor del primitivismo por la vía del exotismo.

Una exposición llena de matices, que nos podrá en la figura del pintor francés en más de una ocasión  en la que sentiremos lo que el autor vivió a lo largo de su producción pictórica.

Vía| Museo Thysen

Más información| Ficha de Gauguin

Imagen| Composición Nº1

RELACIONADOS