Salud y Deporte 


El entrenamiento funcional (I): Ser funcional, entrenamiento para tu vida diaria.

Muchos de vosotros os estaréis preguntando, ¿qué es el entrenamiento funcional?, ¿cuáles son sus ventajas?, ¿son compatibles los ejercicios analíticos con los funcionales?, ¿es un entrenamiento verdaderamente efectivo?…

Ser funcional, entrena para tu vida diaria.

Ser funcional, entrenar para tu vida diaria.

El entrenamiento funcional es básicamente aquel en el que se entrenan movimientos pudiéndose aplicar tanto a una disciplina deportiva concreta o sobre todo, y una de las más importantes, a las actividades de nuestra vida diaria.

Cuando hablamos del entrenamiento a través de movimientos, nos referimos a que los ejercicios que se realizan son multiarticulares e implican a diferentes grupos musculares en un mismo ejercicio, desarrollando estos en los tres planos del movimiento: plano sagital (aquel que divide al cuerpo en dos mitades, derecha e izquierda), plano frontal (divide al cuerpo en mitad anterior y posterior) y plano transversal (divide al cuerpo en mitad superior e inferior).

Si nos paramos a pensar como es el tipo de entrenamiento que se suele hacer en los gimnasios, nos daremos cuenta que la mayoría de los ejercicios que realizamos lo hacemos tan solo en dos planos, sagital y frontal, si esto lo comparamos con los movimientos que hacemos en nuestro día a día (labores del hogar, trabajo, cuando realizo cualquier tipo de deporte…) intuiremos que no se parece mucho a la realidad, por lo que no seremos lo suficientemente eficientes y efectivos, siempre y cuando sea el objetivo que nos hayamos marcado.

Uno de los puntos a destacar de esta forma de entrenamiento, es que no es un método incompatible con el trabajo analítico, que los usuarios suelen realizar en los gimnasios. El trabajar de forma analítica nos puede ayudar a perfeccionar la técnica de ejecución de cada uno de los ejercicios de forma aislada y una vez que se realice correctamente la ejecución de cada uno de ellos, estos se podrán ir combinando, desarrollando un trabajo más funcional, es decir, realizando los movimientos más cercanos a nuestra vida diaria.

(imagen 2) Entrenamiento funcional.

Imagen 2.  Entrenamiento funcional.

Por ejemplo, un pintor en su día a día realiza continuamente movimientos de agacharse y recoger la pintura en su brocha y posteriormente mantener los brazos por encima de la cabeza durante un periodo de tiempo, si esto lo queremos trasladar al entrenamiento funcional, podría realizar ejercicios de sentadillas o zancadas junto a un levantamiento de kettlebell o pesa rusa (imagen 2), entre otros.

Como consejo antes de empezar a entrenar de forma funcional, debemos plantearnos unos objetivos que estarán relacionados con lo que cada uno necesita en su vida diaria.

El físico Albert Einstein dijo: ”No esperes resultados distintos, si sigues haciendo lo mismo”, deja la rutina y cámbiate al entrenamiento funcional.

Vía| Vitónica

Más información| Vitónica

En QAH| Aprende a entrenar (I): Entrenamientos en cuesta¿Es la actividad física la mejor “píldora antienvejecimiento”?

Imagen| Trabajo laboral, entrenamiento funcional

Video| YouTube: ¿Qué es el entrenamiento funcional?

RELACIONADOS